Regresar

¿QUIERES SER UNA ESTRELLA?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Cada siete años perdonarás toda clase de deudas (Deuteronomio 15: 1).

¿Alguna vez has debido a alguien un montón de dinero pero en determinado momento te dijo: «Mira, ya ni te preocupes por pagarme. ¡Así está bien!»?Bueno, en ocasiones he prestado dinero agente que prometió devolvérmelopero nunca cumplió. Después de un tiempo les dije que ya no se preocuparanpor pagarme, porque tanto más pensaba en el dinero que me debían, más me molestaba. Ahora, ya nunca presto dinero; lo regalo y nada pido a cambio. Es una política difícil, pero conservo la cordura.

En la economía antigua de Israel, Dios creó un sistema perfecto para afrontar las deudas. Cada séptimo año se debían perdonar todas las deudas. Algunos trataban de burlar el sistema, claro. Pedían dinero y luego se negaban a pagar porque sabían que se aproximaba el año de la cancelación. Con todo, Dios impulsó a los líderes a ayudar a los necesitados. El Señor dijo: «No des cabida en tu corazón a la perversa idea de que, por acercarse el año séptimo, año del perdón de las deudas, puedes hacerle mala cara a tu hermano hebreo necesitado y no darle nada. De lo contrario, él podrá apelar al Señor contra ti, y tú resultarás convicto de pecado» (Deuteronomio 15: 9).

¿Qué tiene que ver lo anterior con ser una estrella? Me alegra que lo preguntes. Cierta estrella de rock se hizo aún más conocida por buscar que los países ricos perdonen las deudas que tienen con ellos los países pobres. Me refiero a Bono, líder de un viejo grupo de rock llamado U2. No me llama la atención su música ni el resto de sus actividades, pero me identifico con la pasión que Bono siente por los pobres.

Debido a varios acuerdos turbios entre dictadores y financistas occidentales sin escrúpulos, varios países extremadamente pobres de África y Centroamérica incurrieron en deudas con grandes países desarrollados. Los ricos hicieron los tratos, y los pobres se arruinan pagándolos. En muchos casos, las naciones pobres no pueden siquiera comprar medicamentos para tratar enfermedades curables, porque muchos de sus recursos se van en pagar las deudas con países que ni siquiera necesitan el dinero. Bono ha trabajado incansablemente para corregir esa injusticia. También ha buscado combatir el sida por todo el mundo.

Caray, sí que hace falta un año en que se cancelen las deudas. Si alguien te debe algo, ¿por qué no le das el regalo del perdón? ¡Dios promete bendecirte! ¡Haz como Bono!

NO DEJES DE LEER

Deuteronomio 13-15

¿Por qué los israelitas comían ciertas comidas y otras no? Deuteronomio 14.


Envía tus saludos a: