Regresar

EL PODER DEL AMOR

Matutina para Android

Play/Pause Stop
El trono se fundará en la lealtad, y un descendiente de David reinará sobre él con fidelidad: será un juez celoso del derecho y ansioso de hacer justicia (Isaías 16: 5).

Amor no es precisamente la palabra que me viene a la mente cuando pienso en los políticos. Claro, se visten con trajes oscuros, sus camisas blancas están bien planchaditas y con sus corbatas rojas te dicen con toda la alegría del mundo cuánto aman a su país. Acá en Estados Unidos hacían lo posible por expresar su odio hacia Osama Bin Laden, y decían que no iban a parar hasta encontrarlo. La mayoría probablemente decía la verdad, pero odiar a Osama no era la mejor manera de demostrar que amaban a la nación. ¿Quién no se molestaba de solo oír hablar de Osama?

Isaías 16: 5 establece una regla diferente para juzgar a los líderes: ¿Aman a su pueblo? Se puede aplicar la misma regla a todo tipo de candidato, ya sea para gobernador, presidente de un país o representante de tu clase en la escuela. Si no tienen ese amor, no están calificados para dirigir; su gobierno sería muy frágil.

Entonces, ¿qué tipo de amor necesitan? De acuerdo a Isaías 16: 5, cada dirigente demuestra su amor cuando es fiel, justo y consciente de la rectitud. Dios dio esta norma de liderazgo a Isaías en medio de una temible profecía sobre la destrucción de Moab.

Los moabitas eran descendientes de la hija mayor de Lot (Génesis 19: 37), y durante siglos fueron un constante dolor de cabeza para los hebreos. Dios, por medio de Isaías, anunció su pronta destrucción. ¿Qué habían hecho que fuera tan malo? Tendrás que leer Isaías 16: 6-12 para saberlo. Dios quiso mostrar un contraste marcado entre el perverso liderazgo que había en Moab, y el liderazgo divino que algún día gobernará la tierra.

Un verdadero líder expresa su amor por sus seguidores cuando es fiel a las necesidades de aquellos a quienes sirve, procurando la justicia y extendiendo la rectitud a todos por igual.

NO DEJES DE LEER

Isaías 16-18

¿Qué crees que quiso decir Isaías cuando escribió que el líder descendiente de David vendría con el deseo de hacer justicia? ¿Deberían los dirigentes de hoy ser justos?


Envía tus saludos a: