Regresar

CUANDO SIENTES QUE TE HUNDES

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Ellos tomaron a Jeremías y bajándolo con cuerdas, lo echaron en la cisterna del patio de la guardia, la cual era de Malquías, el hijo del rey. Pero como en la cisterna no había agua, sino lodo, Jeremías se hundió en él (Jeremías 38: 6).

El rey Nabucodonosor y su gran ejército salieron de Judá para arreglar un par de asuntitos que tenían pendientes con los egipcios. El pueblo de Judá tomó esto como una señal: Babilonia jamás conquistaría Judá. Lo triste es que se equivocaron. Sin importar lo que le hicieran a Jeremías, el mensaje seguía siendo el mismo: «El que se quede en esta ciudad morirá de hambre, por la espada o por la peste. Pero el que se pase a los babilonios vivirá» (Jeremías 38: 2).

La respuesta de los consejeros del rey fue rápida y contundente: «Hay que matar a este hombre. Con semejantes discursos está desmoralizando a los soldados y a todo el pueblo que aún quedan en esta ciudad. Este hombre no busca el bien del pueblo, sino su desgracia» (vers. 4).

Así que los malvados secuaces del rey Sedequías echaron a Jeremías a una cisterna; había muy pocas esperanzas de que alguien lo salvara. Los babilonios habían destruido la mayoría de las ciudades y pueblos de Israel. Solamente Judá con sus grandes murallas quedaba en pie, y el ejército de Babilonia lo había rodeado.

Allí, en ese hoyo oscuro y húmedo, Jeremías habrá pensado: «Bueno, hasta aquí llegué. Me maldijeron, me faltaron el respeto, me golpearon y ahora me arrojaron al fondo de una cisterna. Este es el final de mi vida». Jeremías estaba acostumbrado a los maltratos. Desde su adolescencia se había convertido en el número uno en la lista de los más buscados de Judá. Pero esta vez era diferente.

Ese tuvo que ser el momento más deprimente en la vida de Jeremías. Estaba a metros de profundidad, solo y abandonado a la muerte.

NO DEJES DE LEER

Jeremías 37-39

¿Alguna vez te has sentido así? ¿Como si Dios te hubiera abandonado? Lee Jeremías 38: 7-12. ¿Qué te dicen estos textos sobre cómo Dios cuida a sus siervos? ¿Por qué permitió que echaran a Jeremías a la cisterna, cuando obviamente pudo haberlo evitado?


Envía tus saludos a: