Regresar

ALTAMENTE RECOMENDADO

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Sus visiones son falsas, y mentirosas sus adivinaciones. Dicen: «Lo afirma el Señor», pero el Señor no los ha enviado; sin embargo, ellos esperan que se cumpla lo que profetizan (Ezequiel 13: 6).

El tipo fue altamente recomendado por un agente de bienes raíces en Filadelfia. Mi esposa y yo nos mudábamos a Pensilvania desde Maryland, porque los dos sentimos la necesidad de buscar nuevos horizontes. Mi esposa consiguió trabajo en el gobierno de la ciudad. Fue muy bueno para ella. Los políticos nos daban asco, pero mejor no hablemos de esto.

El «tipo» al que me referí en el primer párrafo era un contratista llamado Moe. Lo conocimos en un departamento que remodelaba con otros trabajadores. La primera indicación de que tendría problemas estaba pintada en las paredes del pequeño departamento, pero en ese momento no me di cuenta. (Si algún día contratas a alguien para que pinte tu casa, asegúrate que no pinte todo de rosado.) Habíamos comprado una casa un poco vieja. Eso implicaba mucho trabajo y Moe llegó bien recomendado. Finalmente, ¿quién necesita referencias, verdad?

«Me tomará tres semanas, Señor Esmond, no más. Tengo gente que vendrá para hacer el trabajo. Ustedes estarán en su casa en muy poco tiempo». Las palabras fluían tan rápido de su boca que cualquiera hubiera pensado que escuchaba a un rapero cantar a toda velocidad.

Puesto que el trabajo únicamente tomaría tres semanas, decidimos vivir en uno de los cuartos mientras Moe trabajaba en el resto de la casa. (De recordarlo me vienen a la mente palabras que nunca se deben decir.) Nueve meses después, aún vivíamos en el mismo cuarto y cocinábamos con un caldero bajo el polvo que lo inundaba todo, inclusive a nosotros y, por supuesto, ¡TODO ESTABA PINTADO DE ROSADO! Moe ya nos había sacado 24 000 dólares y quería más. Ahora entiendes por qué brotaron en mi mente malas palabras hace pocos segundos. (Estoy muy feliz de tener un Dios al que le podemos dejar todos nuestros problemas sin tener que insultar a alguien.)

Hay personas a la que nunca debemos escuchar. Ese agente de bienes raíces de Filadelfia, cuyo nombre no quiero mencionar, fue como un falso profeta, por lo menos en lo que se refiere a la recomendación de Moe.

Dios advirtió que vendrían falsos profetas que darían una falsa sensación de seguridad con tal de decir lo que la gente querría escuchar. Si te llegaras a encontrar con alguno de ellos, ¡corre! ¡Huye!

NO DEJES DE LEER

Ezequiel 13-15

¿Con qué comparó Dios al pueblo de Jerusalén (Ezequiel 15)? ¿Por qué?


Envía tus saludos a: