Regresar

LO MEJOR DE LO MEJOR

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Daniel se propuso no contaminarse con la comida y el vino del rey, así que le pidió al jefe de oficiales que no lo obligara a contaminarse (Daniel 1: 8).

¿Sigues leyendo? No te detengas ahora, ¡Dios apenas empezó a calentar motores! Estás a punto de entrar a un libro que delinea el futuro de la historia humana hasta la segunda venida de Cristo. ¿Quieres conocer el futuro? Bueno, entonces Daniel es el libro para ti.

Dios usó al profeta Ezequiel para explicar por qué permitió que Judá cayera bajo el dominio de Babilonia y por qué castigó a las naciones paganas. Sin embargo, Dios fue mucho más lejos. Mostró a Ezequiel en visión el día en que el entonces quebrantado pueblo de Israel sería restaurado. (¿Recuerdas el valle de los huesos secos?)

Mientras que el mensaje de Ezequiel se concentra en la razón por la cual el pueblo de Judá fue al exilio, el propósito del libro de Daniel es dejar un registro histórico de los judíos fieles en cautiverio, y señalarnos que Dios tiene el dominio en el cielo y la tierra.

Como Ezequiel, Daniel también se encontraba en el grupo de los exiliados que fueron llevados a Babilonia. El rey Nabucodonosor no perdió tiempo en tratar de cambiar la cultura y el estilo de vida de sus nuevos cautivos. El rey ordenó a Aspenaz, gerente de recursos humanos del palacio, que buscara a los mejores y más brillantes jóvenes hebreos para que sirvieran en la corte del rey Altos, apuestos y sin defectos físicos, Daniel, Ananías, Misael y Azarías fueron los primeros de la lista.

Entonces comenzó la transformación. Primeramente, Aspenaz les dio a todos nombres babilonios. Debe de ser difícil acostumbrarse a un nombre nuevo luego de que te llamaran de otro modo durante toda tu vida, ¿no crees? Aspenaz también trató de cambiarles su alimentación, pero Daniel «Se propuso no contaminarse con la comida y el vino del rey, así que le pidió al jefe de oficiales que no lo obligara a contaminarse» (Daniel 1: 8). Con esa postura, Daniel y sus amigos hebreos pusieron límite a Nabucodonosor. Había ciertas cosas que ellos no harían bajo ninguna circunstancia.

¿Sabes cuáles son tus límites? ¿Ya te decidiste por Dios?

NO DEJES DE LEER

Daniel 1-3

¿Por qué Daniel no se atribuyó el crédito por resolver el problema del rey? Daniel 2: 24-28. ¿Por qué los tres muchachos hebreos no decidieron simplemente arrodillarse y luego pedir disculpas a Dios? Daniel 3: 12.


Envía tus saludos a: