Regresar

“S”

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Busquen al Señor, todos los humildes de la tierra, los que han puesto en práctica sus normas. Busquen la justicia, busquen la humildad; tal vez encontrarán refugio en el día de la ira del Señor (Sofonías 2: 3).

Dios sabe trabajar en equipo. ¿Cómo lo sé? Me lo dijo Sofonías. Bueno, realmente lo supe por el trasfondo histórico de este libro.

No sé tú, pero en lo que a mí respecta nunca antes había leído Sofonías, Es una vergüenza, porque he tenido varias Biblias desde que era un niño pequeño hasta que fui adolescente. Tuve que investigar un poco la vida de «S» para descubrir quién era este profeta antes de poder descifrar el capítulo 1. Esto fue lo que encontré:

Sofonías fue descendiente del rey Ezequías, uno de los pocos reyes buenos de Judá. Pero después que murió, la nación volvió a tocar fondo. Manasés y su hijo Amón condujeron a Israel a una profunda apostasía. Bajo su gobierno, se sacrificaron niños a dioses paganos. Se levantaron altares a esos dioses en el mismo Templo judío.

Aunque Sofonías creció en Jerusalén rodeado por el pecado, este no lo alcanzó; pero más difícil que crecer rodeado de pecado, fue la responsabilidad de llevar un mensaje a sus familiares, amigos y vecinos. Fue llamado a ser profeta en Jerusalén, su propia ciudad natal. ¿Tienes idea de lo difícil que es que tus familiares y amigos te tomen en serio? Sofonías seguramente lo supo.

Pero no estaba solo en esta misión. Dios sabía que necesitaría ayuda y apoyo para su obra. Jeremías profetizaba en esa misma época, así que probablemente Sofonías lo conoció. Josías era el rey de Judá durante el ministerio de S. La predicación del profeta fortaleció al pueblo de Dios y alentó las reformas de Josías, un jovencito que hizo que el pueblo de Judá regresara a Dios.

Puede que no te des cuenta, pero Dios ha preparado una misión especial para ti. No importa de dónde vienes ni de dónde saliste, cuando llegue el momento indicado Dios te va a llamar para que actúes. Cuando te llame, no tengas miedo, porque Dios estará contigo, y te rodeará de creyentes para fortalecerte.

NO DEJES DE LEER

Sofonías

¿Sabías que Dios canta? Sofonías 3: 17 nos señala el día en que Dios salvará a su pueblo del pecado de una vez y para siempre. ¡En ese día, Dios cantará!


Envía tus saludos a: