Regresar

MIRAR HACIA DELANTE

Matutina para Android

Play/Pause Stop
«¡Grita de alegría, hija de Sión! ¡Yo vengo a habitar en medio de ti! -afirma el Señor.- En aquel día, muchas naciones se unirán al Señor. Ellas serán mi pueblo, y yo habitaré entre ellas. Así sabrán que el Señor Todopoderoso es quien me ha enviado a ustedes» (Zacarías 2: 10, 11).

Como mencioné ayer, Dios envió a Zacarías y Hageo a que despertaran a los exiliados que habían regresado del terrible cautiverio de Babilonia. De hecho, Zacarías y Hageo comenzaron a comunicar sus mensajes en el mismo año. Estos jóvenes probablemente fueron compañeros de fórmula.

Hay un aspecto muy agradable del libro de Zacarías que no deberías perderte: el profeta recibió una visión del Mesías, Jesús, ¡500 años antes de que viniera! Mediante Zacarías, el Señor señaló el momento en que los pueblos de muchas naciones llegarían a conocer a Dios por medio de Jesucristo.

Mientras leía este capítulo comencé a pensar y cuestionar. ¿Por qué Dios se molestó en dar el mensaje del Mesías venidero a los judíos exiliados 500 años antes de que naciera? Sé que Dios siempre hace planes a futuro, pero esto es demasiado, ¿no crees? Entonces encontré este breve diálogo que puede explicar el razonamiento de Dios mejor que yo.

Cierta tarde, un hombre se acercó a ver un partido de beisbol de una liga juvenil. Le preguntó a un chico que estaba en el banco cuál era el marcador.

-Dieciocho a cero, estamos perdiendo -respondió.

-Vaya -comentó el espectador-, supongo que estás desanimado.

-¿Por qué? -replicó el muchacho-. ¡Todavía no nos ha tocado batear!

Sé lo que piensas: «¿Qué tiene que ver eso con el mensaje del Mesías?». Ese chico tenía algo que los judíos que habían regresado del exilio, no. Esperanza. Recuerda que alguna vez Israel fue la nación más poderosa de la tierra, Dios mismo peleó sus batallas, pero a causa de sus pecados fueron conquistados y muchos murieron. De una nación de millones de personas, solamente 50 000 regresaron del exilio.

¿Por qué Dios dio la visión a Zacarías? Quería que el pequeño remanente en Jerusalén supiera que sus mejores días estaban por llegar. Estaban liquidados, pero Jesús vendría a rescatarlos.

NO DEJES DE LEER

Zacarías 1-3

Lee Zacarías 3: 1, 2, para descubrir lo que Satanás le hace al pueblo que trata de obedecer a Dios.


Envía tus saludos a: