Regresar

CÓMO TOMAR LA DECISIÓN CORRECTA

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Se fue Jesús a la montaña a orar, y pasó toda la noche en oración a Dios (Lucas 6: 12).

¿Te ha tocado alguna vez tomar una decisión muy importante? No me refiero a elegir entre la Wii U de Nintendo y la nueva Xbox. Te hablo de algo grande, como escoger qué carrera estudiar y ejercer durante el resto de tu vida. Ya sé, sí, ya sé que apenas estás dejando atrás la primaria. Pero nunca es demasiado temprano para comenzar a hablar con Dios de esas grandes decisiones.

Elegir bien es muy importante, ¿Sabías que ahora se puede estudiar la ciencia de las decisiones? Por ejemplo, la escuela de negocios de la Universidad de Duke, Fuqua, ofrece uno de los más altos grados académicos en esta materia. Me imagino que pensarás: «No voy a pasar cuatro años en la universidad, más otros cinco años en un postgrado, para obtener un doctorado en decisiones». ¡Te entiendo! Tampoco que me llama mucho la atención.

Si no te interesa estudiar administración, quizá puedas seguir las siete reglas para tomar grandes decisiones de Charles Foster (que tiene un doctorado). ¿Cuáles son?

1. Concéntrate en lo más importante.

2. Divide una decisión grande en varias decisiones pequeñas.

3. Decide en base a tu aceptación propia.

4. Considera todas las cosas buenas que te puede traer tu decisión.

5. Haz lo necesario para que tu decisión sea un éxito.

6. Que las cosas sean lo más simples que puedas.

7. Considera todas tus opciones.

Muy buenos consejos, ¿no crees? Yo seguiría esas reglas.

Un doctorado en ciencia de las decisiones es grandioso, y también las siete reglas del señor Foster. Sin embargo, si tuviera solamente una oportunidad para tomar una decisión importante, haría lo mismo que Jesús: Pasaría toda la noche en oración hablando con Dios.

Eso fue lo que Jesús hizo la noche anterior a que escogiera a los doce hombres que llegarían a ser sus discípulos. ¡Once de ellos cambiaron el mundo!

NO DEJES DE LEER

Lucas 4-6

¿Sabes cuándo es buen momento para tomar un descanso? Lucas 4: 40-42.


Envía tus saludos a: