Regresar

"ESTE ES TU REY"

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Pilato mandó que se pusiera sobre la cruz un letrero en el que estuviera escrito: «Jesús de Nazaret, Rey de los judíos» (Juan 19: 19).

Es difícil no hablar del tema de la realeza en el contexto de la crucifixión de Jesús. Los líderes judíos arrestaron al Señor basándose en cargos falsos de blasfemia. La blasfemia es el acto de decir algo irrespetuoso contra Dios o algo sagrado. Verás, Jesús afirmó que era capaz de perdonar pecados, algo que solamente Dios podía hacer (Marcos 2: 7).

Cuando los líderes judíos llevaron a Jesús ante Pilato para que lo ejecutara, el romano preguntó: «¿De qué delito acusan a este hombre?» (Juan 18: 29).

«Si no fuera un malhechor -respondieron-, no te lo habríamos entregado» (vers. 30). No es una respuesta clara, ¿cierto? Es como si un fiscal se presentara ante un juez para acusar a alguien, y cuando el juez preguntara cuáles serían los cargos, dijera: «Le doy mi palabra de que es culpable, ¿usted cree que traería a un hombre inocente a la corte, Señoría?». ¡Mentira!

Pilato sabía que las acusaciones de los sacerdotes contra Jesús eran infundadas, pero no tenía el valor de enfrentar el enojo de ellos. Así que Pilato mismo interrogó a Jesús después de mandarlo azotar. Cuando preguntó al Maestro si era un rey, él respondió: «Eres tú quien dice que soy rey. Yo para esto nací, y para esto vine al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que está de parte de la verdad escucha mi voz» (vers. 37). La respuesta de Jesús llegó hasta el corazón del funcionario. Pilato sabía que Jesús era inocente, pero le faltó valor para liberarlo.

Cuando los soldados romanos se preparaban para crucificar a Jesús, tuvieron un problema. Era costumbre escribir los cargos por los cuales el prisionero había sido condenado y clavarlos en la cruz. Como no había cargos contra Jesús, a Pilato se le ocurrió una idea que encendió la furia de los líderes judíos. Hizo que los soldados escribieran un cartel que dijera: «JESÚS DE NAZARET REY DE LOS JUDÍOS», y además estaba en latín, griego y arameo, uno de los idiomas que hablaban los judíos. De cierta manera, Pilato quería avergonzarlos por haberlo obligado a matar a un hombre inocente. Los «hizo de menos».

La aparente «falta de respeto» de Pilato era la verdad. Jesús era el tan esperado rey de los judíos, y ellos acababan de matar a su rey.

NO DEJES DE LEER

Juan 19-21

¿Contiene la Biblia todo lo que Jesús hizo en la tierra? Juan 21: 25.


Envía tus saludos a: