Regresar

LO QUE HACE LA MANO…

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Imiten a Dios, como hijos muy amados, y lleven una vida de amor así como Cristo nos amó y se entregó por nosotros como ofrenda y sacrificio fragante para Dios (Efesios 5: 1, 2).

¿Te has sentido alguna vez lejos de Dios, como si él se hubiera mudado de tu vecindario sin haberse tomado la molestia de avisarte? Pablo sabía lo que se siente estar lejos de Dios, aunque pensaba que lo seguía. En Hechos nos enteramos de que Pablo había sido un implacable perseguidor de los cristianos antes de su conversión. Hechos 7: 54-59 dice que la gente que apedreó a Esteban hasta matarlo dejó sus capas o mantos a los pies de un joven muchacho de nombre Saulo. Tiempo después, Dios transformó el corazón de aquel muchacho (Hechos 9) y desde ese entonces siguió al Señor a todos lados.

En Efesios 5, Pablo nos dice cómo caminar con Dios cada día:

Puesto que son hijos amados de Dios, procuren parecerse a él y hagan del amor su norma de vida, pues también Cristo nos amó y se entregó a sí mismo por nosotros como ofrenda y sacrificio de olor agradable a Dios.

Y en cuanto a la lujuria, a cualquier clase de impureza o a la avaricia, ni siquiera se mencionen entre ustedes. Así deben comportarse los creyentes. Y lo mismo digo de las obscenidades, conversaciones estúpidas o indecentes, cosas todas que están fuera de lugar; lo de ustedes es dar gracias a Dios. Tengan bien entendido que ningún lujurioso, ningún indecente, ningún avaro (la avaricia es una especie de idolatría), tendrá parte en la herencia del reino de Cristo y de Dios.

Que nadie los engañe con palabras falaces. Estas son precisamente las cosas que encienden la ira de Dios sobre quienes se niegan a obedecerle. ¿Quieren también ustedes ser cómplices suyos? En otro tiempo eran tinieblas, pero ahora son luz al estar unidos al Señor. Pórtense como hijos de la luz (vers. 1-8, La Palabra).

NO DEJES DE LEER

Efesios 4-6

¿Cuántas veces menciona el apóstol Pablo la palabra «una» o «uno» en Efesios 4: 1-7? ¿Cómo deberías tratara tus padres? Efesios 6: 1. ¿Te preparaste para el combate? Efesios 6: 10-19.


Envía tus saludos a: