Regresar

¿QUIÉN, YO?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Pablo, apóstol de Cristo Jesús por mandato de Dios nuestro Salvador y de Cristo Jesús nuestra esperanza, a Timoteo, mi verdadero hijo en la fe: Que Dios el Padre y Cristo Jesús nuestro Señor te concedan gracia, misericordia y paz (1 Timoteo 1: 1, 2).

¿Cuáles son las características de un gran líder? ¿Dureza? ¿Visión? ¿Valentía? ¿Convicción? El evangelista Paul Borthwick destaca las cualidades de un buen líder, según lo describió Myron Rush. Piensa cuidadosamente en cada uno de estos rasgos:

·       Tiene que aceptar la soledad.

·       Tiene que estar dispuesto a ir contracorriente para promover sus convicciones.

·       Tiene que estar dispuesto a correr el riesgo de fracasar.

·       Tiene que dominar sus emociones.

·       Su conducta tiene que ser intachable.

·       Tiene que estar dispuesto a tomar decisiones que otros no quieran tomar.

·       Tiene que estar dispuesto a decir No aunque quisiera decir Sí.

·       Tiene que estar dispuesto a sacrificar intereses personales por el bien del grupo.

·       Tiene que luchar por ser el mejor. Nunca se conforma con la mediocridad.

·       Tiene que dar más importancia a la gente que a los bienes materiales.

·       Tiene que trabajar más duro que los demás para conservar un equilibrio.

¿Tienes lo que se necesita para ser un gran líder? Si no lo sabes, no te preocupes. Muchas personas que consideramos como grandes líderes han dudado 8 de sus capacidades. Sin embargo, todo líder comienza en algún momento, alguien tiene que creer en él o ella y darle una oportunidad.

Muchos eruditos creen que Timoteo tenía poco más de veinte años cuando Pablo lo puso a dirigir la iglesia de Éfeso. Enfrentó grandes desafíos. Pablo tuvo que enseñar a Timoteo cómo lidiar con los falsos profetas, organizar los servicios de adoración, elegir dirigentes, tratar con los diferentes grupos en la iglesia (como ricos y pobres), etcétera.

Pero lo más importante que Pablo enseñó a Timoteo fue cómo vivir rectamente. Timoteo predicaría los más poderosos sermones con su ejemplo. Tal vez Dios te llama a que seas un gran líder de algo en particular. Las dos cartas de Pablo a Timoteo te enseñarán cómo dirigir en nombre de Dios.

NO DEJES DE LEER

1 Timoteo 1-3

¿Qué cualidades debían tener los obispos o dirigentes? Lee 1 Timoteo 3: 1-7. ¿Qué quería demostrar Pablo sobre las verdaderas cualidades del liderazgo?


Envía tus saludos a: