Regresar

ERES MUY CHICO

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Que nadie te menosprecie por ser joven. Al contrario, que los creyentes vean en ti un ejemplo a seguir en la manera de hablar, en la conducta, y en amor, fe y pureza (1 Timoteo 4: 12).

Los jóvenes generalmente tienen mala reputación en la iglesia. Muchos adultos los categorizan como irrespetuosos, incrédulos o, peor aún, malvados. Seamos honestos. Algunos jóvenes pueden ser malvados, pero no desean destruir la iglesia. Desafortunadamente, tienden a perder interés en las cosas de Dios cuando los adultos dominan los servicios de adoración sin darles la mínima oportunidad de participación. Espero no estar describiendo tu iglesia.

Los niños, adolescentes y jóvenes pueden hacer grandes cosas cuando se les da la oportunidad. Christopher Teel, un jovencito apasionado por alimentar a los pobres, es un ejemplo perfecto.

Su historia fue resaltada en www.thekidshalloffame.com y dice lo siguiente:

Chistopher Teel ha realizado varios proyectos [...] para combatir el hambre, reunir dinero para alimentar a los niños pobres, reclutar voluntarios para un banco de alimentos, proveer comida y ropa a obreros inmigrantes e hispanos de bajos recursos. Christopher, cuya madre tuvo los mismos problemas para llevar comida a la mesa cuando él era niño, dice: «Siento compasión por las personas de todas las edades que padecían hambre, y un gran fervor por mover a la comunidad a tomar cartas en el asunto».

Después de enterarse de que existe Children's Nutrition Network, un programa de ayuda que provee comida y educación a los niños pobres de las ciudades, Christopher investigó la organización, escribió y presentó una propuesta a la Universidad Régis, con la cual obtuvo una donación de 3700 dólares. Christopher además motivó a sus amigos de su escuela, su iglesia y su vecindario, para que hicieran trabajo voluntario los fines de semana y en vacaciones, en el Banco de Alimentos de las Rocallosas.

La corporación Prudential reconoció a Teel como uno de los diez mejores trabajadores voluntarios jóvenes del 2002 en Estados Unidos.

El apóstol Pablo sabía que Timoteo tenía dones especiales que beneficiarían a la iglesia de Dios: «Ejercita el don que recibiste mediante profecía, cuando los ancianos te impusieron las manos» (1 Timoteo 4: 14).

No pierdas el tiempo discutiendo con los miembros mayores. ¡Emplea tu tiempo trabajando para Dios!

NO DEJES DE LEER

1 Timoteo 4-6

¿Cómo se suponía que Timoteo debía interactuar con los miembros adultos? Lee 1 Timoteo 5: 1-8. ¿Cómo debía solucionar los problemas de dinero? 1 Timoteo 6: 3-10.


Envía tus saludos a: