Regresar

Luz para crecer

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Pongan toda su atención en el reino de los cielos y en hacer lo que es justo, S. Mateo 6: 33.

Ayer hablamos de las hojas y su importancia para la vida de las plantas debido a las pequeñas fábricas de comida que contienen. ¿Sabías que se necesitan 50 hojas del manzano para hacer una manzana, como 30 hojas para un durazno, unas 15 hojas de vid para un racimo de uvas, y unas 12 grandes hojas de plátano para una penca? ¡Por eso los árboles frutales tienen tantas hojas!

La mayoría de las hojas tiene tres partes: limbo, peciolo y estípula (aunque algunas hojas no tienen estípula). Limbo es como otro nombre para la hoja y es la parte que almacena la fábrica de comida. El peciolo desempeña una muy importante función en la vida del árbol. Si el limbo no tuviera al peciolo que lo sujetara a la rama de la planta, sería imposible que esta absorbiera la comida fabricada en la hoja. Cuando examinas una sección cruzada del peciolo bajo un microscopio, ves que se forma de muchos tubitos que parecen un puñado de popotes.

El propósito del peciolo es ayudar al limbo a fabricar alimento y siempre asegurar que reciba luz solar. Si la hoja está a la sombra, el peciolo se hace más largo para lograr que el limbo reciba la luz que necesita. Si miras la copa de un árbol, notarás que todas las hojas reciben algo de sol durante el día. El peciolo permite que los azúcares que fabrica el limbo entren a la planta, y que el agua de la planta entre al limbo. El peciolo es el enlace entre planta y hoja.

Jesús es nuestro enlace con Dios el Padre. Así lo dijo: «He venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia» (S. Juan 10: 10). Le interesa que todos nosotros recibamos la luz del cielo mediante su Palabra, de modo que tengamos vida gracias a él. Así como el peciolo eleva a la hoja para que reciba tanta luz solar como sea posible, el Espíritu Santo te colocará a la luz del cielo para que vivas por siempre.

Pide a Dios que envíe al Espíritu Santo a tu vida.


Envía tus saludos a: