Regresar

Los guajes

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Mi Dios les dará a ustedes todo lo que les falte, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús, Filipenses 4: 19.

Dicen que el guaje es el árbol «que todo lo puede». Hace como 30 años, un especialista en cultivos de Hawái que viajaba por Guatemala y El Salvador, vio unos árboles que parecían arbustos hawaianos. Se llevó algunas semillas para plantarlas en Hawái. Para su sorpresa, durante su primer año aquellos árboles alcanzaron una altura superior a un edificio de dos pisos. En dos años medían 18 metros de altura y su madera era dura como la del roble. El guaje no solamente crece con rapidez, también mejora el suelo, necesita poca agua y resiste el viento y los incendios.

¿Por qué es tan fantástico el guaje? Hay doce razones:

1. Produce más madera que la mayoría de los árboles.

2. Con la fibra de su madera se hace un papel excelente.

3. Los animales pueden comer sus nutritivas hojas, ricas en proteínas.

4. Los humanos también podemos consumir sus vainas y hojitas.

5. Su madera es buena para las fogatas.

6. Se adapta bien a muchos ambientes y fija el nitrógeno del suelo.

7. Su raíz principales profunda y ayuda a controlarla erosión del suelo.

8. Brinda sombra a otros cultivos.

9. Con su sombra hace que la maleza se seque, así disminuye el riesgo de algún incendio; sus lindas hojas son útiles para el paisajismo.

10. Sus semillas, vainas y corteza se usan para hacer colorantes amarillos, rojos, marrones y negros.

11. Sirve para hacer un excelente carbón.

12. Es magnífico para reforestar porque crece rápidamente.

El especialista hawaiano y los que trabajan con el guaje temen que la gente espere demasiado de este árbol, pues tiene algunos defectos. No soporta el clima demasiado frío; tampoco crece bien a grandes alturas y en suelos ácidos.

Mucha gente depende del guaje para satisfacer varias de sus necesidades, pero nosotros dependemos de Jesús, que nunca falla. No tiene defectos y siempre solucionará todos nuestros problemas. Presenta tus necesidades a Jesús, el mismo que creó el guaje. Él se hará cargo de todo. Pídeselo hoy.


Envía tus saludos a: