Regresar

¿Razonan los animales?

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Si un hombre tiene cien ovejas y se le extravía una de ellas, ¿acaso no dejará las otras noventa y nueve en el monte, para ir a buscar la oveja extraviada?, S. Mateo 18: 12.

¿Cómo piensas? Pues con tu mente. Nuestro Creador nos dio mentes. ¿Cómo pensará un animal, si es que piensa? Los o científicos estudian a profundidad el comportamiento animal y no están seguros de que los animales piensen.

Dios dio a muchas de sus criaturas la posibilidad de pensar pero no con una mente humana. Es la diferencia que tenemos los humanos con otras criaturas. Examinamos algo de lo que esas criaturas son capaces.

Decían que un caballo alemán llamado Hans el Listo entendía la aritmética. Su dueño podía escribir 2 + 5 = ? y el caballo golpeaba el suelo con su pata siete veces. Después se demostró que Hans no sabía de aritmética pero sí era muy inteligente. Observaba a su dueño y cuando notaba que este se relajaba un poco (el caballo había aprendido que eso sucedía cuando había pateado suficientes veces), dejaba de patear. Una paloma aprendió a mirar diapositivas; cuando aparecían diapositivas con gente, golpeaba con su pico para pedir comida. Una vez, enseñaron 1200 diapositivas nuevas a la paloma y solamente picoteó cuando vio diapositivas con imágenes de personas.

También está la interesante historia de unos científicos que trabajaban con abejas, para tratar de obligarlas a alejarse de su colmena más de lo acostumbrado. Usaban un tazón de agua azucarada que movían como dos metros cada vez. Después de un tiempo, las abejas comenzaron a entender la situación y se adelantaban. Cuando los hombres llegaban con el tazón, ya los esperaban las abejas.

Todo eso parece extraño pero Dios dio inteligencia a sus criaturas. Sin embargo, guardó lo mejor para el final: el cerebro humano. ¡Nuestros cerebros! Agradece hoy a Dios porque creó un cerebro particular a ti, la «joya de la corona» de su creación, para que pienses, comprendas y razones. Para un ser humano, es muy importante.


Envía tus saludos a: