Regresar

Petrificación

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Endurecieron su corazón como el diamante, para no escuchar la enseñanza y los mandatos que el Señor todopoderoso comunicó por su espíritu, por medio de los antiguos profetas, Zacarías 7:12.

¿Qué es la petrificación? A veces se usa para decir que alguien tiene mucho miedo, pero en realidad significa que algo se convierta en piedra, o se vuelva muy duro. Los corazones de los hijos de Israel se volvieron súper duros porque no quisieron obedecer a Dios. En sentido figurado quedaron petrificados, aunque la petrificación a que me refiero hoy sí es un cambio físico.

Los árboles se pueden volver de piedra mediante la petrificación. Es muy famoso el Bosque Petrificado en Arizona, Estados Unidos, donde se puede observar el final del proceso; también hay sitios similares en México, Ecuador y Argentina. Es interesante admirarlos árboles convertidos en piedra.

Los científicos dicen que son muchos los requisitos para que los árboles queden petrificados. El proceso comienza cuando el agua que lleva minerales circula por madera fresca enterrada, se combina con el oxígeno para que ningún microorganismo, ya sean hongos o bacterias, pueda entrar por los poros de la madera. El agua lleva carbonato de calcio o silicio disuelto que se filtra por los tejidos de la madera y la rodea. A medida que el agua se mueve, deja partículas de carbonato de calcio o silicio que entonces se infiltran por cualquier cavidad que haya en las células de la madera, y las reemplazan. Así es el proceso de petrificación que se endurece con los años.

Algunos científicos dicen que la petrificación tarda miles de millones de años, pero nosotros sabemos que es principalmente una consecuencia del diluvio. La madera petrificada tiene diferentes colores. El óxido de hierro produce rojo intenso, amarillo y marrón. Los investigadores dicen que más de 40 minerales son agentes de petrificación, pero únicamente 4 son comunes.

Ora hoy para pedir a Dios que envíe a Jesús a tu vida, para que tu corazón, en vez de estar petrificado y duro por el pecado, se suavice con el amor divino.


Envía tus saludos a: