Regresar

Obreros de la oscuridad

Matutina para Android

Play/Pause Stop
No te alegres de mi desgracia, pues, aunque caí, voy a levantarme; aunque me rodee la oscuridad, el Señor es mi luz, Miqueas 7:8.

Los topos viven casi exclusivamente en total oscuridad bajo tierra. Tienen ojos pero no ven bien. No hay topos en África, ni Centro y Sudamérica.

Las piernas y las patas frontales de estas criaturas constructoras de túneles son perfectas para excavar; hasta 90 metros de túnel al día (¡casi lo que mide una cancha de futbol!). Tienen un pelaje muy suave, corto y extremadamente grueso que los ayuda a reducir la fricción cuando corren por los túneles.

Recuerdo hace muchos años que cuando estaba en la tienda de los jóvenes en un campamento al sur de Illinois, un topo decidió excavar su madriguera en el suelo bajo la tienda, justo donde el director de canto conducía la música. Los que estábamos sentados al frente vimos cómo el topo levantaba la tierra a medida que alargaba su túnel. Pasó a 30 centímetros de los pies del director de canto. Cuando la música terminó, el topo cambió de rumbo y excavó su túnel afuera de la tienda. Los topos no tienen orejas externas, sin duda porque se les llenarían de polvo, pero son muy sensibles a las vibraciones. Si vez a un topo excavar y quieres sorprenderlo, tendrás que actuar con lentitud y cuidado; de otro modo sentirá las vibraciones y escapará por su túnel.

De las siete especies de topos, uno es conocido como de nariz estrellada. Tiene como 22 tiras de piel suave en su nariz, que parecen una estrella. Los topos tienen dos enemigos principales: las serpientes y el agua que puede inundar sus túneles. A mucha gente no la agradan los topos porque excavan en los jardines y los patios. De hecho, no me cae bien que hagan túneles en mi jardín cada primavera. Pero también son benéficos, pues comen larvas de insectos y otros habitantes invertebrados de la tierra.

Dios no quiere que vivamos o trabajemos en la oscuridad. Su palabra alumbrará nuestro camino (lee Salmos 119:105), y Jesús alumbrará nuestra vida (lee S. Juan 1:9). Pídele hoy. que alumbre tu vida para que nunca vivas en oscuridad espiritual.


Envía tus saludos a: