Regresar

Palomas mensajeras

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Un joven fue a ver a Jesús, y le preguntó: «Maestro, ¿qué cosa buena debo hacer para tener vida eterna?», S. Mateo 19:16.

Los animales y las aves ayudan a los humanos de muchas maneras. Hoy examinaremos a la paloma mensajera. Mucho antes de que existieran los teléfonos, la TV, la radio y la Internet, esta raza especial de paloma se usó efectivamente durante muchos años para llevar mensajes.

De niño crié muchas palomas, pero nunca tuve una mensajera. ¡Algunos de mis amigos sí las tuvieron, y cuánto nos divertíamos! Las poníamos en jaulas y las llevábamos muy lejos de sus hogares. Luego abríamos las jaulas para que salieran, y nos apresurábamos a regresaran rápido como pudiéramos. Casi todas las veces, las palomas nos superaban y estaban esperándonos para cuando llegábamos.

Durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda, con frecuencia se usaban palomas mensajeras para llevar mensajes de un lugar a otro. Se dice que en la Segunda Guerra Mundial, los alemanes sujetaban pequeñas cámaras automáticas a las palomas. Se usaban temporizadores para activar las cámaras a medida que las palomas volaban. Así los alemanes se enteraban de las posiciones del ejército francés.

Una veloz paloma mensajera británica llamada Cher Ami quizá sea la más famosa del mundo. En la Primera Guerra Mundial, un batallón estadounidense que se había adelantado de su propio ejército estaba rodeado por el enemigo. Mediante palomas mensajeras, los hombres pidieron ayuda.

Al contemplar Dios todo lo que había hecho, vio que era muy bueno. Había dado a Adán el privilegio de dar nombre a todas las criaturas. Luego lo hizo, junto con Eva, responsable de cuidar la tierra. Eso demuestra que Dios es amoroso y confiado. Agradécele hoy porque te ha confiado su mundo, y pídele que confíe en ti cuando hables de él a los demás.


Envía tus saludos a: