Regresar

Libertad cautiva

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Mi Dios envió su ángel, el cual cerró la boca de los leones para que no me hicieran ningún daño, Daniel 6:22.

En muchos lugares existen zoológicos que permiten a sus visitantes hacer su recorrido en vehículos para ver a los animales en su ambiente natural. Una vez tuve el privilegio de conducir a través del País del Safari de Leones en California, Estados Unidos. Nos dijeron que permaneciéramos en nuestros automóviles y tuviéramos las ventanillas cerradas por seguridad. Conduje lentamente para que viéramos muchos animales diferentes en libertad cautiva. En una zona muy grande había avestruces, emús, variedades de venados y antílopes, ñus, llamas, jirafas, cebras y muchas variedades de patos y gansos. Andaban por todos lados sin pelear entre ellos; convivían tranquilamente.

Luego pasamos a una zona enrejada que tenía vigilantes en la entrada. Ahí vivían los leones africanos, solos. Vimos que dos avestruces decidieron acercarse a la zona de leones. De inmediato llegaron unos guardianes en su jeep. Al otro lado de la reja se paseaba un león, mirando fijamente a los avestruces. Los guardianes terminaron por alejar a los avestruces, el león se apartó de la reja y todo volvió a la calma.

A las 2:30 de la tarde, un jeep que remolcaba un camión entró a las primeras dos zonas y dejó caer alimento en el centro del camino pavimentado. Todos los animales salvajes se apresuraron a buscar su comida. Se colocaron lado a lado, agacharon sus cabezas y comieron. Me maravilló ver que tantos animales diferentes se juntaran, sin causarse molestias. De inmediato pensé en el cielo y cómo el león y el cordero se acomodarán juntos a comer (Isaías 65: 25). En el parque, a los leones los tenían lejos de los corderos y los venados y otros animales. Dios quiere que todas sus criaturas vivan en unidad; el cielo y la nueva tierra serán los únicos lugares en que será posible. Los leones no estarán enjaulados y los humanos no estarán encerrados en automóviles.

Así como los guardianes mantenían a los leones apartados de los otros animales, Dios evitará que Satanás sete acerque. Protegió a Daniel de los leones y te protegerá del enemigo. Pide hoy que te proteja.


Envía tus saludos a: