Regresar

Rastreadores de los Valles del Himalaya

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tú envías el agua de los manantiales a los ríos que corren por las montañas, Salmos 104:10.

Tres animales del Himalaya prefieren los valles a las montañas, a una altitud de 3000 a 5000 metros. Dos de ellos, el argalí y el baral, pertenecen a la familia de las ovejas. El tercero, el kiang, es un burro.

El argalíes la especie de caza mayor más valiosa del mundo debido a sus cuernos tremendamente largos. Existen tres variedades de estos animales, considerados las ovejas salvajes más grandes del mundo. Pesan casi 200 kilos. Sus cuernos alcanzan una circunferencia de 190 centímetros aproximadamente al enrizarse. A partir de esos cuernos, los pastores fabrican hondos tazones para comer, y construir corrales nocturnos para el ganado. Los cazadores pagan miles de dólares por una cacería de argalís de diez días en Mongolia.

El segundo animal de los valles del Himalaya es el baral o carnero azul. Los zoólogos no están de acuerdo en si es una oveja o una cabra. Sí tienen cuernos curvos como una cabra. Miden como 89 centímetros y se enroscan hacia atrás de la cabeza. Los machos pesan 68 kilos aproximadamente y su tamaño es casi el mismo que el del borrego cimarrón. Los barales prefieren los pastizales y andan en grandes manadas.

El kiang es totalmente diferente a los demás animales. Es un burro que se ha vuelto muy manso. Los kiangs suelen andar en manadas y son una plaga, especialmente para los cazadores, pues son en extremo curiosos e inquisitivos. Son capaces de meterse a los campamentos de los cazadores y darles un buen susto. Qué inquisitivos, ¿verdad?

Los manantiales recorren los valles; los vuelven hermosos y verdes. Cuando el amor de Dios corre por tu vida, la riega con la verdad, otorga vida eterna a tu alma. Agradece hoy a Dios porque su amor fluye en nuestros corazones, cuando lo permitimos. Que su amor fluya en tu corazón esta mañana y durante todo el día.


Envía tus saludos a: