Regresar

Juego de poder

Matutina para Android

Play/Pause Stop
La palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortante que cualquier espada de dos filos, [...] y somete a juicio los pensamientos y las intenciones del corazón, Hebreos 4:12.

Una de las exhibiciones más comunes de un conflicto de poder es el comportamiento de los borregos cimarrones en celo. El método que usan para declarar y ejercer sus dominios es de locos. Dos borregos toman distancia, toman impulso con sus patas traseras y luego se arrojan adelante hasta hacer colisión con sus cabezas. Los observadores dicen que cuando dos borregos cimarrones chocan, van a una velocidad de 48 kilómetros por hora.

Esas criaturas continúan hasta que una se rinda ante la superioridad de la otra. Puede suceder después de la primera colisión, o quizá transcurran horas enteras. Un observador contempló una batalla que duró 25 horas y 20 minutos, hasta que uno de los borregos se rindió. Durante las confrontaciones, los borregos no solamente hacen chocar sus cuernos, también empujan con sus pechos y hombros, gruñen, chasquean las lenguas y usan una variedad de patadas. Cuando dos borregos se enfrentan en las montañas, el ruido que hacen puede oírse desde muy lejos.

Esos borregos tienen cráneos de doble capa. La externa sirve de casco. Hay un espacio de 2.5 centímetros entre ambas capas, relleno de protuberancias de hueso. Una gruesa capa de piel cubre todo. Con tanto equipo, los golpes más o menos quedan neutralizados, y rara vez hay lesiones.

La Palabra de Dios es aún más fuerte y poderosa que los borregos cimarrones. Nos la dio para que ayude a conducir nuestras vidas. Mientras sigamos ese Manual y pongamos nuestras vidas en manos del Señor, tendremos paz y tranquilidad porque podremos depender de él.

Pide a Jesús esta mañana que derrote al diablo y al pecado en tu vida. Con su poder, obtendrá la victoria y tu vida se llenará de bendiciones.


Envía tus saludos a: