Regresar

La tortuga lora

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Llénense de gozo y alegría para siempre por lo que voy a crear, Isaías 65:18.

¿Conoces a la tortuga lora? ¿Te imaginas cómo es? Es una especie de tortuga que vive en la playa de Rancho Nuevo por la costa del Golfo de México al sur de Tamaulipas, México. Las más raras y pequeñas de las tortugas marinas,99% de las tortugas loras han desaparecido desde 1947. Poco se sabe de estas tortugas, dado que hay tan pocas y pasan casi todo su tiempo en el mar. Las adultas pesan apenas 45 kilos. Su color es verde olivo y tienen un caparazón ovalado en forma de corazón. Las hembras suelen llegar a Rancho Nuevo entre abril y julio. Después de escarbar un agujero, colocan de 50 a 135 huevos del tamaño de pelotas de ping-pong; luego vuelven al mar.

En 1947, un científico mexicano filmó la llegada de 40 000 hembras a la costa, cómo depositaron sus huevos y luego regresaron al mar. Les llevó menos de una hora. Hoy día, únicamente 500 o 600 hembras repiten ese proceso cada año. Parece que la multitudinaria «arribada» pasó a la historia.

Los investigadores intentan salvar de la extinción a la tortuga lora. Han preparado nidos artificiales cubiertos de alambre. Cuando las hembras han dejado sus huevos y vuelto al mar, los investigadores llevan los huevos a esos nidos. Actualmente, 80% de los huevos eclosionan con este proceso. El periodo de incubación, el tiempo que necesitan las tortugas bebés para salir del cascarón, es de 48 a 67 días. Si la temperatura es menor a 29.5 grados, la mayoría de los machos nacen. Los investigadores ahora saben que pueden vivir al menos 20 años pero ignoran cuántos llegan a vivir como máximo. Los biólogos de Estados Unidos, con el permiso del gobierno mexicano, han trasplantado algunas tortugas loras a la costa sur de Texas, para crear otra zona de anidación.

Es bueno que la gente noble haga tanto para cuidar a muchas de las criaturas de Dios, especialmente las que están en peligro. Dios se preocupa mucho más por los hijos y las hijas que creó. Hoy, agradece a Dios porque te cuida y le interesa protegerte personalmente de la extinción.


Envía tus saludos a: