Regresar

Que brille tu luz

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en el cielo, S. Mateo 5:16.

Una pequeña comunidad agrícola de Kansas, Estados Unidos, tenía unas cuantas tiendas. Resulta que había un bazar justo al lado de una joyería en la calle principal.

El escaparate del bazar exhibía muestras de casi todo lo que tenía a la venta. ¡Qué desorden! Había relojes y abrelatas, caramelos y ropa. Muñecas de papel recargadas sobre planchas y sartenes. Tela, agujas e hilo que luchaban por el espacio contra martillos, serruchos y clavos. El dueño quería asegurarse de que la gente viera lo que buscaba y entrara a comprarlo. Pero con tantos objetos en el escaparate, era difícil concentrarse en uno solo.

El escaparate de la joyería era un contraste total. El dueño del negocio había pensado con mucho detenimiento qué deseaba exhibir. Con tela de terciopelo violeta cubrió los muros y el piso de la zona de exhibición. Luego tomó ocho trozos de listón blanco ancho y los colgó de punta a punta, desde cada una de las ocho esquinas, de arriba abajo. En el centro, donde se encontraban los listones, colocó una caja blanca también forrada de terciopelo violeta. En el centro de ese terciopelo puso un hermoso diamante. También instaló un reflector fuera de vista. El diamante brillaba como si reflejara la luz.

Cuando la gente caminaba por la calle y miraba esos escaparates veía un gran contraste. Uno era caótico y confuso. El otro, simple y hermoso.

Nuestras vidas pueden ser como uno de los dos escaparates. Pueden tener un desorden de pecados, o Jesús puede ser el centro, y con su brillo iluminar nuestras vidas.

¿Pueden ver tus amigos a Jesús en ti? ¿Ven bondad, veracidad, cortesía, o una vida con un caos de egoísmo, deshonestidad, pereza y rebeldía?

Pide a Dios que te ayude a ser un precioso diamante que refleje su luz. Que tu luz brille por Jesús a todas las personas.


Envía tus saludos a: