Regresar

Icebergs

Matutina para Android

Play/Pause Stop
No pongan. su confianza en hombres importantes, en simples hombres que no pueden salvar, Salmos 146; 3.

Ayer hablamos del hielo y cómo puede ser bueno y también malo. Hoy hablaremos un poco más del hielo. En el Ártico y el Antártico, regiones muy frías, hay icebergs.

Se forman donde los glaciares se encuentran con el mar. Inmensos trozos de hielo se rompen de los glaciares y el agua se los lleva. Flotan en el agua con apenas la novena parte de su masa sobre la Superficie. Los científicos han encontrado icebergs de 60 metros de altura, pero apenas se ve una novena parte de ellos fuera del agua. Imagina la tremenda cantidad de hielo escondida bajo la superficie del agua. Por eso son tan peligrosos para los barcos, especialmente de noche, cuando no se ven.

El radar capta varias cosas en los receptores de los barcos, pero los icebergs solamente son agua congelada. No tienen minerales o metales, así que el radar no los reconoce fácilmente.

En la noche del 14 de abril de 1912, un barco llamado Titanic navegaba por el sur de Terranova. Era el viaje inaugural de un barco que se decía imposible de hundir. Tenía un fuerte casco de acero y muchas otras características que lo hacían «el barco más seguro del mar». Esa fatídica noche, mientras muchos pasajeros bebían, bailaban y celebraban, el Titanic chocó contra un iceberg, que le hizo una larga fisura horizontal en el casco. El Titanic se hundió rápidamente y se llevó a 1513 personas a una tumba de agua. Un objeto indestructible se topó con un iceberg, que por desgracia destruyó lo indestructible.

No podemos colocar nuestra esperanza, fe y confianza en los humanos y sus obras. Todo lo que hacemos es destructible. Solamente Dios puede hacer lo indestructible. No coloquemos nuestra confianza en las cosas de este mundo. Coloca tu confianza en Dios hoy. Pídele que te ayude a ser indestructible para Satanás.


Envía tus saludos a: