Regresar

Gavilán caracolero

Matutina para Android

Play/Pause Stop
No solo de pan vivirá el hombre, sino también de toda palabra que salga de los labios de Dios, S. Mateo 4: 4.

En los pantanos del sur de Florida vive una hermosa ave llamada gavilán caracolero. El macho es de color gris oscuro y la hembra, amarillenta. Estas aves han disminuido en número debido al desarrollo de los bienes raíces y la industria en esa región. Los humedales se llenan de humanos, en vez de pájaros y animales.

Lo único que come el gavilán caracolero es el caracol manzana, que vive únicamente en los humedales de Florida y algunos otros lugares, como Cuba, Centro y Sudamérica. Donde vive el caracol manzana, también el gavilán caracolero. El gavilán debe comer como 50 al día para sobrevivir. Va al pantano y toma un caracol con sus estrechas garras. Vuela para posarse en una rama; luego usa su puntiagudo y curvado pico para sacar al caracol sin romper su concha.

Los gavilanes caracoleros construyen sus nidos entre las totoras u otras plantas más pequeñas. Machos y hembras colaboran para construir los nidos y ambos incuban los tres huevos moteados y amarillentos. Cuando los huevos están a la mitad de su periodo de incubación, uno de los padres sale y construye otro nido. Como si dijera: «Tengamos un nido de repuesto, por si acaso». Así que con frecuencia incuban dos nidos de huevos y, si ningún depredador los molesta, en promedio eclosionan dos de cada tres huevos.

Para evitar que se extinga el gavilán caracolero, el gobierno de Estados Unidos gastó dos millones de dólares para construir criaderos acuáticos de caracoles manzana. Una compañía eléctrica tuvo que gastar 700 000 dólares para desviar una de sus líneas de luz, con el objetivo de que no perturbara la zona de anidación del gavilán caracolero.

El gavilán caracolero tiene que comer caracoles manzana. Para seguir vivos espiritualmente, debemos «comer» la Palabra de Dios, la Biblia. Pide a Dios hoy que te ayude con tu dieta espiritual.


Envía tus saludos a: