Regresar

Escarabajos petroleros

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Cada mes, en el día de la luna nueva, y cada semana, en el Sábado, todos los hombres vendrán a postrarse delante de mí. Yo, el Señor, lo he dicho, Isaías 66:23.

Si no has vivido en Egipto o visto una exhibición de objetos egipcios en un museo, entonces quizá no conozcas al escarabajo petrolero. Durante miles de años ha sido símbolo del sol, el renacimiento y la misma vida. Se asocia al dios egipcio Jepri, quien, según la creencia, empujaba al Sol por el cielo. Mucho del arte egipcio muestra el símbolo del escarabajo. Es legendario en la historia egipcia.

Las patas de los escarabajos petroleros están bien adaptadas para excavar. Hacen una madriguera como de 30 centímetros de profundidad cerca del estiércol o excremento de algún animal. Cuando la hembra está lista para poner sus huevos, hace una bola de excremento, la mete en un agujero y ahí deja un huevo. Luego continúa: excava otro agujero, hace otra bola de excremento y le pone un huevo. Se asegura de que el excremento esté húmedo para que las larvas lo coman, cuando salgan del cascarón, y crezcan. El proceso de la eclosión a la adultez es de 30 días. Como los antiguos egipcios veían que estos escarabajos nacían del excremento, creían que eran capaces de la generación espontánea.

Al observar a los escarabajos empujar las bolas de excremento y luego encontrar a los nuevos escarabajos pasado un mes, los egipcios relacionaron el proceso con la puesta del sol y la salida de la luna. ¡Cada mes había luna nueva y vida nueva! Hace más de 2500 años un egipcio escribió en papiro: «En el vigésimo octavo día, que el insecto sabe que es la conjunción del sol y la luna y el nacimiento del mundo, abre la bola y la arroja al agua. De esta bola surgen animales que son escarabajos». Los funcionarios religiosos y burocráticos usaban escarabajos petroleros tallados en piedra para sellar documentos importantes.

De una luna nueva a la que siga, los que somos fieles tendremos la oportunidad de alabar al Dios verdadero, creador de la vida, no a un escarabajo simbólico. Ora para que Dios te ayude a adorar al Dios verdadero.


Envía tus saludos a: