Regresar

El mundo de los sapos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Llevarás a la barca un macho y una hembra de todos los animales que hay en el mundo, para que queden con vida igual que tú, Génesis 6:19.

De todas las criaturas que salieron del arca cuando Noé atracó a salvo, algunas eran sapos. Hoy viven muchas variedades en casi todos los países, excepto Australia, Nueva Guinea, Nueva Zelanda y Madagascar. En México y Trinidad habita un sapo gigante, de casi 23 centímetros. Sudáfrica tiene el sapo más pequeño, el sapo del Cabo, que mide dos centímetros y medio. Un sapo famoso de Inglaterra es el corredor. Tiene patas cortas, corre en vez de saltar, y golpea con la cabeza. También está el sapo africano que da a luz a sus bebés en un estanque de agua.

Los sapos comen vastas cantidades de insectos, así que son benéficos. Algunos hasta comen caracoles y babosas. Los sapos se adaptan bien a las temperaturas y el clima donde viven. El sapo boreal de Alaska y Columbia Británica vive bien en clima frío, y el sapo verde de los Himalaya sobrevive a 4500 metros de altura. El sapo del desierto sonorense está a gusto en los desiertos del sur de Estados Unidos y el norte de México. Su piel es tan floja que cuando crece de renacuajo a sapo, parece un hombre gordo que perdió casi todo su peso pero sigue usando su vieja ropa. ¡Tiene que crecer hasta llenar su piel!

En las aguas de Trinidad encontramos al sapo granuloso. Está cubierto de verrugas pero afortunadamente, no hace que le salgan a la gente, igual que ningún otro sapo. Este sapo canta aún bajo el agua. Los sapos que cantan en los bosques tropicales son un deleite musical. Cuando vivíamos en la selva del Amazonas solía recostarme en la noche a escuchar el canto de los sapos. Una noche grabamos un programa en nuestra casa para transmitirlo por radio. La noche siguiente, cuando lo reproduje, escuchamos que los sapos habían dado la música de fondo a nuestro programa.

Agradezco a Dios por perdonar la vida a los sapos en el diluvio, para que podamos disfrutarlos y aprovechar su control de insectos. Agradece a Dios hoy por su cuidado. Pídele que te ayude a disfrutar más su creación.


Envía tus saludos a: