Regresar

El buitre

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Ni los halcones ni otras aves de rapiña han visto jamás esos senderos, Job 28: 7.

Los buitres vuelan muy alto y buscan comida en el suelo. Son conocidos por su habilidad de distinguir el cadáver de un animal a gran distancia. Los buitres no matan para comer pero son los recolectores de basura del mundo (podríamos llamarlos recicladores). Se comen los restos de animales muertos.

Cuando vivíamos en Brasil y Perú, matar buitres era un delito, y estaban por todos lados. Muchos animales morían atropellados en las carreteras; los buitres llegaban por docenas a limpiarlos cadáveres. No quedaba mucho cuando terminaban. Según los científicos, estas aves parecen ser inmunes a los venenos que podrían haber matado a las criaturas que comen.

Hay muchas especies de buitres por todo el mundo. En Norteamérica tenemos al zopilote, al aura gallipavo y al cóndor californiano. Las alas de los buitres extendidas alcanzan uno o dos metros. Es hermoso verlos remontarse en el cielo; casi no mueven las alas. Tienen una habilidad que Dios les dio para quedarse a flote, al captar las columnas ascendientes de aire caliente que produce el calentamiento solar disparejo de la superficie.

¿Has notado la cabeza de un buitre? Su cabeza y su cuello no tienen plumas. ¿Crees que Dios en su plan pensó en el personal de limpieza que sería necesario tras la entrada del pecado a este mundo? Si estas aves iban a limpiar la carne de los huesos de animales y meterían sus cabezas y picos a los cadáveres, las plumas les estorbarían y no serían muy higiénicas. Pueden ser feos pero sus cabezas sin plumas son muy prácticas para su estilo de vida.

Como el minero cava en el suelo en busca de preciosos minerales y el buitre busca comida, puedes extraer las maravillosas promesas de Dios en su Palabra. Pide a Dios que te ayude a encontrarlas mientras buscas estas preciosas verdades hoy.


Envía tus saludos a: