Regresar

Exploración de estanques

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Los que tienen riquezas de esta vida, (...) que pongan su esperanza en Dios, el Cual nos da todas las cosas Con abundancia y para nuestro provecho, 1 Timoteo 6: 17.

Piensa un momento en todas las criaturas que viven en estanques o sus alrededores. Un entero y pequeño mundo existe en cada estanque, como han descubierto los estudiosos del mundo exterior. Van a un estanque y exploran toda la vida que hay allí.

Probablemente has notado a los pequeños patinadores de agua. Sin duda habrás deseado ser capaz de patinar sobre el agua como esos insectos. Pues también hay otros patinadores de estanques. Está el escarabajo girínido, que tiene un cuerpo a prueba de agua. Este escarabajo suele girar en círculos. Asimismo tenemos a los barqueritos y los axayácatl, insectos genuinos. Avanzan en el agua como si remaran. Los barqueritos nadan de espalda.

Al mirar el estanque puedes ver cangrejos de río, tortugas, caracoles y otras criaturas que buscan comida. Si colocaras una gota de agua estancada en un matraz y la examinaras bajo el microscopio, probablemente verías protozoarios unicelulares.

Por el estanque vuelan todo tipo de aves e insectos. Es un sitio de gran actividad. Muchas criaturas construyen sus nidos en los árboles de hojas amplias. Otros usan el alto pasto cercano. Flotan lirios acuáticos sobre el agua, que dan apoyo las ranas y pájaros que quieren descansar y asolearse. En la fría tierra a orillas del estanque puedes ver salamandras, lagartijas y gusanos.

Dios nos ha dado toda la naturaleza para que enriquezca nuestras vidas. Sobre todo, quiere que nos relajemos y disfrutemos su creación. Por ejemplo, puedes sentarte a observar toda la actividad en un estanque, o meterte al agua para ver más de cerca las criaturas.

 Agradece hoy a Dios porque creó un hermoso mundo para tu deleite. Sal a disfrutarlo.


Envía tus saludos a: