Regresar

Castores

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Yo lo he desechado; voy a dejarlo caer en poder de un jefe extranjero, que lo tratará como merece su maldad, Ezequiel 31: 11.

El versículo de hoy va bien con nuestro tema al hablar del castor. Sabemos que tiene una gran cola plana que usa como timón cuando nada, y advierte del peligro a otros castores al usarla para golpear el agua. Sin embargo, los castores también pueden causar grandes daños en zonas donde vive y trabaja la gente.

Los castores talan árboles al masticar la base con sus grandes dientes frontales. Luego cortan las ramas y las llevan a un arroyo. Al usar muchos árboles pequeños, así como ramas y lodo, eventualmente construyen una presa y surge un lindo lago. Es muy útil para el nado de los castores, y también es entrada a sus madrigueras. Aunque puede ser divertido tener un estanque de castores cercano para ver a estos animalitos en acción, esos estanques pueden ser nocivos para los cultivos de las granjas, así como otros animales y plantas.

Muchos animales más pequeños hacen sus hogares en las mismas zonas que los castores. A veces el aumento del agua, cuando la presa está terminada, destruye las casas de esas criaturas. Además, los árboles y otras plantas pueden ahogarse en el agua que contiene la presa. De hecho, en muchas zonas, el agua que contienen las presas ha sido tan destructiva, que ha sido necesario derribarlas para dejar que el agua vuelva a fluir. Por supuesto, sabrás que los castores son muy laboriosos, así que a veces reconstruyen las presas. La única manera de lograr que el agua fluya libremente de nuevo es alejar a los castores, o matarlos. La mayoría de los trabajadores forestales prefieren trasladar a los castores a otro sitio para mantenerlos a salvo, aunque hayan causado desastre.

El faraón era un hombre malvado y Dios dijo que se encargaría de él. Dios lo retiró de su poder como el hombre retira al castor de su terreno. Dios no quiere alejarnos por nuestros pecados; quiere perdonarnos y acercarnos a él. Hoy pide a Dios que te perdone tus pecados y te acerque a él por su amor.


Envía tus saludos a: