Regresar

Hormigas ‘bulldog’

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Alégrense en el Señor, hombres buenos y honrados, ¡alégrense y griten de alegría!, Salmos 32: 1.

Las hormigas bulldog mide tres centímetros de largo. Su picadura se siente como si te clavaran una aguja caliente en la piel, y el dolor puede durar diez días o más. Un científico dijo que 30 picaduras de hormiga bulldog pueden matar a una persona. Estas hormigas son feroces y agresivas. No tienen miedo de enfrentarse a criaturas más grandes que ellas. Existen 90 especies de hormigas bulldog, hoy te hablaré de la más conocida, la gigante australiana.

Como en muchas otras especies de hormigas, la líder de una colonia de hormigas bulldog es la reina. Es una matriarca de poder absoluto y puede vivir diez años. Sin su tremendo ritmo de desove (un huevo por hora) la colonia moriría.

 Las devotas obreras, todas hembras, hacen de parteras. Con sus antenas, frotan el abdomen de la reina para estimularla y que ponga huevos. Cuando salen, otras obreras los acumulan en un montón, que constantemente lamen con saliva; así evitan que les salgan hongos. Las hormigas bulldog obreras también son capaces de poner huevos. Estos sirven de alimento a las larvas.

Cuando hay peligro, las obreras se reúnen para proteger a la reina. La llevan al sitio más seguro, en lo profundo del hormiguero. A su lado están las hormigas adolescentes y las infantes. Las hormigas obreras están dispuestas a luchar y perder sus vidas, de ser necesario, para proteger a su reina y la colonia.

Dios ha dado valor a tu vida y las vidas de todas las personas del mundo. Ese valor es el mismo para todos porque, a diferencia de esas hormigas, todos somos iguales a los ojos de Dios. Espero que entregues tu vida hoy a Dios y le pidas que te guíe, para que estés entre los justos que gritarán de alegría cuando venga Jesús otra vez. Prepárate a vivir por siempre en la colonia de Dios.


Envía tus saludos a: