Regresar

Bebidas del mundo

Matutina para Android

Play/Pause Stop
¡Comamos y bebamos, que mañana moriremos!, 1 Corintios 15:32.

Siempre me han gustado los jugos de fruta. Cuando estuve en Sudamérica encontré muchas bebidas que no conocía, así como los visitantes en Estados Unidos encuentran bebidas como la zarzaparrilla, que nunca habían probado.

Por todo el mundo Dios ha dado diferentes cosas para beber, y la gente ha elaborado otras que él no planeó. Cuando entró el pecado, la gente decidió actuar por su cuenta. El costo ha sido mala salud y muerte.

La gente en Brasil hace una bebida de guaraná. Es casi una bebida nacional y suele ser carbonatada. También mezclan aguacate, azúcar y leche para preparar una bebida llamada abacatada; esa mezcla sirve para hacer helado. Los brasileños elaboran una bebida a base del fruto de palmera asaí. Es muy espeso y de color púrpura. Igualmente se obtiene jugo de la caña de azúcar. La gente también chupa la caña desde el tallo.

 La leche de coco es una bebida común, no solamente en Sudamérica, también en otros países tropicales. Con piña, guayaba, uva, toronja, maracuyá y otras frutas tropicales, se pueden hacer atractivos refrescos. Mucha gente usa granos como trigo, arroz, cebada, maíz, avena y centeno para preparar café de cereales. Primero tuestan y muelen los granos, luego los ponen a hervir para hacer el café. Los tés también se elaboran a partir de hojas de diversos árboles y arbustos. Mi té peruano favorito es de hierba luisa, delicioso! Las hojas de manzano, lima y limón, y otros pastos, se usan para hacer té.

Muchas personas me han ofrecido bebidas fermentadas, pero destruyen el cerebro así que la he rechazado. ¿Por qué nublar mi cerebro cuando hay tantas refrescantes bebidas puras y dulces? Dios no quiere que comamos y bebamos porque algún día moriremos. Tiene mejores planes para nosotros: una buena vida por la eternidad. Dale gracias por ese plan y disfruta las buenas bebidas.


Envía tus saludos a: