Regresar

Azulejos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Jesús le contestó: «Las zorras tienen cuevas y las aves tienen nidos, pero el Hijo del hombre no tiene dónde recostar la cabeza», S. Mateo 8:20.

Antes abundaban aves como el azulejo, que hoy son escasas. Mucha gente quiere ayudar al azulejo a recuperarse. Construye miles de casas, con la esperanza de que esos hermosos pájaros sean tan numerosos como antes.

 En el lugar en que vivía cuando era niño había muchos azulejos. Nos gustaba alimentarlos y observar sus hermosas plumas azules. Hoy las tres especies de azulejos de Norteamérica han quedado perjudicadas, sobre todo el azulejo gorjicanelo. Estos pájaros solían hacer sus nidos en viejos postes de madera. Con los años, esos postes se pudrieron; la mayoría quedó sustituida con postes de metal. Los azulejos gorjicanelos machos tienen espalda azul intensa, plumas azules en la cola, y pecho rosado pardo. Su hábitat es desde las montañas Rocallosas hasta la costa este.

 Al azulejo de las montañas, que tiene más campo abierto, le ha ido razonablemente bien. Vive al norte de Estados Unidos, el oeste de Canadá y llega hasta Alaska. Los machos son todos azules excepto su panza blanca. El territorio del azulejo de garganta azul abarca de la costa del Pacífico a las Rocallosas, y el norte y el centro de México. Los machos son azules, salvo por unas plumas marrones en sus espaldas. Estas especies han sufrido debido a que el hombre derriba los árboles huecos que usan para hacer sus nidos. A los azulejos les ha sido difícil sobrevivir.

Como nos dice la Biblia, Jesús no tuvo un hogar propio. Sin embargo, en esa época no existían las zonas de vivienda tan grandes que vemos hoy, así que las aves tenían sitios en donde anidar. Aunque Jesús no tuvo un lugar en la tierra que hubiera podido considerar suyo, ahora todo el cielo es su hogar. Anhela volver y llevarse a sus hijos y sus hijas para compartir su hogar, Pide a Dios hoy que te ayude a ser un(a) cristiano(a) fiel, para que puedas disfrutar el hogar que te ha preparado y estés con él por siempre.


Envía tus saludos a: