Regresar

Motas en las alas

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Solo tú eres Dios; tú eres grande y haces maravillas, Salmos 86: 10.

Las catarinas, más ampliamente conocidas como mariquitas, en realidad son escarabajos, muy benéficas para la familia humana. Se encuentran por todo el mundo, con aproximadamente 150 especies en Norteamérica. Estas criaturitas varían en tamaño, desde la cabeza de un alfiler, hasta una uña de pulgar grande. Sus alas pueden ser lisas o tener hasta 22 motas oscuras.

Como muchos otros insectos, las mariquitas tienen un ciclo vital de cuatro etapas. El suyo dura 27 días. Pasan de huevecillos a larvas, luego a pupas, y al final a la madurez. La hembra pone sus huevos en conjuntos en el lado inferior de una hoja, o la horqueta de un árbol. Una hembra puede poner hasta 1500 huevecillos en un periodo de dos meses. Cuando un huevo eclosiona y sale la larva, parece un pequeño lagarto con pelo. Las larvas de mariquita comen todo tipo de insectos pequeños, pero los áfidos son sus favoritos. Durante su etapa de larvas, cambian de piel cuatro veces. Las mariquitas también varían en colores, la mayoría muy brillantes.

Las mariquitas son tan benéficas que los jardineros y los granjeros las compran por galón, para que vayan y vivan en sus plantas, y las salven de muchos insectos destructores. ¡Hay casi 135 000 mariquitas en un galón! Su fama de asesinas de parásitos la adquirieron en Estados Unidos en 1888, cuando llegó de Australia la mariquita Rodolia cardinalis. Salvó los cultivos de cítricos de California de la cochinilla acanalada, que también procede de Australia y se alimenta de la savia de hojas y ramas.

Dios también puede salvarte del enemigo. Dale gracias hoy por su cuidado.


Envía tus saludos a: