Regresar

Superfocas

Matutina para Android

Play/Pause Stop
¿Acaso no lo sabes? ¿No lo has oído? El Señor, el Dios eterno, el creador del mundo entero, no se fatiga ni se cansa. Su inteligencia es infinita, Isaías 40: 28.

Las focas de Weddell son increíbles. Las llaman superfocas porque viven y sobreviven en el frío extremo del Antártico, viven bajo el hielo durante meses. ¿Cómo sobreviven? ¿Cómo respiran? Abren respiraderos al mascar el hielo con sus fuertes dientes caninos e incisivos. Sus incisivos superiores se extienden y hacen contacto con el hielo primero.

En verano, las focas de Weddell salen a la superficie del hielo para asolearse y dar a luz a sus crías. Este periodo es muy breve, porque el sol no brilla durante mucho tiempo en el Antártico. En invierno, la temperatura baja hasta -62 grados. Si se expusieran a esa temperatura se congelarían, aun con su capa aislante de grasa, así que viven más bien bajo el hielo, donde el agua está a 2 grados.

Los cachorros de superfoca tienen la niñez más corta de los mamíferos grandes. La madre los da a luz directamente en el hielo. Los recién nacidos comienzan a titiritar porque la diferencia de temperatura entre el vientre de su madre y el aire, es más de 60 grados. Al titiritar, se sacuden los cristales de hielo que se forman de inmediato sobre sus cuerpos, pero también entran en calor. Pronto beben la leche tibia de su madre y comienzan a crecer. A las seis semanas se destetan y su madre los lanza al mar. Nada cerca de ellos para protegerlos pero pronto estarán por su cuenta.

Dios tiene muchos secretos que probablemente nunca conoceremos o entenderemos, y hay muchas preguntas de las superfocas que los científicos no pueden responder. Dios sabe cuántas estrellas hay en el cielo infinito y cuántos cabellos tienes en tu cabeza, porque es el Creador. Agradece hoy a Dios por el conocimiento que te ha permitido entender y obtener mediante tu estudio.


Envía tus saludos a: