Regresar

Piquero patiazul

Matutina para Android

Play/Pause Stop
En este mundo todo tiene su hora; hay un momento para todo cuanto ocurre, Eclesiastés 3: 1.

Los piqueros patiazules son pájaros muy cómicos para quien los vea. Claro que para los demás piqueros, son perfectamente normales. Este piquero tiene grandes patas membranosas de color azul claro. De ahí su nombre.

Existen seis especies de piqueros o alcatraces. El de patas azules vive en colonias, en islas, sobre todo por las costas occidentales de Centro y Sudamérica. Se alimentan principalmente de peces. Cuando estos abundan, los piqueros comienzan su baile de cortejo. Los machos levantan sus largos picos, extienden sus alas y se contonean. Luego comienzan a bailar. Si a una hembra le interesa un macho, se unirá al baile y así comenzará el cortejo. Las aves se quedan juntas, levantan sus picos, hacen contacto con sus picos, se inclinan y dan pasitos con sus grandes patas azules.

Al salir los polluelos del cascarón, los piqueros mayores pescan para alimentarlos. En general vuelan a 15 metros de altura sobre el agua, hasta que ven un pez; luego doblan sus alas y se zambullen. Dios los diseñó de modo que justo antes de tocar el agua, pueden reajustar su trayectoria, poner sus alas bien rectas, y penetrar el agua como flechas. Rara vez pierden su presa.

Como la Biblia y el sentido común nos dicen, hay un momento para todo. Los piqueros tienen un momento para su baile de cortejo, y un momento para pescar. Muchos de nosotros necesitamos aprender que hay ciertos momentos para hacer y otros para dejar de hacer (lee Eclesiastés 3: 1-8). Para sobrevivir espiritualmente, todos los días debemos estudiar la Palabra de Dios.

Pide a Dios que te ayude a tener un momento con su Palabra hoy.


Envía tus saludos a: