Regresar

Comunicación en las profundidades

Matutina para Android

Play/Pause Stop
0í también el ruido que hacían las alas cuando avanzaban: era como el ruido del agua de un río crecido, como la voz del Todopoderoso, como el ruido de un gran ejército. Cuando se detenían, bajaban las alas, Ezequiel 1:24.

En las profundidades del océano hay muchas voces y movimientos significativos. Las criaturas marinas se comunican entre El sí. Algunos sonidos y ciertas acciones se dirigen a su propia especie; en otras ocasiones, forman mensajes para otras.

Los biólogos marinos han descubierto que los peces de hecho conversan con sonidos vocales o de otro tipo. Durante la Segunda Guerra Mundial, la marina de Estados Unidos desarrolló un dispositivo que captaba sonidos bajo el agua. Su propósito era seguir submarinos alemanes. Para su sorpresa, cuando probaron el dispositivo escucharon un coro de chasquidos, ladridos, gruñidos y tronidos. Así se descubrió que los peces de las profundidades se comunican entre sí.

Los peces no tienen cuerdas vocales pero hacen varios ruidos al flexionar los músculos de su vejiga natatoria, para hacerla resonar como tambor. El pez Damisela macho hace un ruido agudo como pío en su ritual de cortejo. Los meros truenan en señal de advertencia.

Los peces también se comunican en silencio. Según se desplazan o nadan, pueden enviar un mensaje a peces cercanos o a intrusos. Otros peces hacen cierto movimiento para que sus vecinos sepan que es hora de comer. Te lo explicaré. A ciertos peces los limpian otras criaturas más pequeñas, como los lábridos y los camarones limpiadores. Cuando un gran pez quiere que lo limpien, da una señal, como bajar la cabeza y levantar la cola, o viceversa. También puede levantar su aleta pectoral izquierda y sostenerla recta, como si quisiera virar a la izquierda. Tras estas señales, los peces y camarones limpiadores rápidamente nadan hacia el pez en cuestión y comienzan a quitarle su piel muerta, limpiar sus dientes y cepillarle los parásitos.

En el versículo de hoy, el profeta en visión escuchó el sonido de los ángeles. Agradece a Dios hoy porque le interesas tanto que quiere hablar contigo mediante la Biblia.


Envía tus saludos a: