Regresar

Ornitorrinco

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Levanten los ojos al cielo y miren: ¿Quién creó todo eso? El que los distribuye uno por uno y a todos llama por su nombre. Tan grande es su poder y su fuerza que ninguno de ellos falta, Isaías 40:26.

Durante muchos años los científicos categorizaron los diferentes tipos de criaturas para que estudiar la creación de Dios fuera más fácil. Reconocieron categorías como aves, mamíferos, anfibios, etcétera. Cuando pensaron que habían abarcado todas las áreas y el asunto estaba bien organizado, alguien llamó su atención a una criatura que vive en los arroyos de Australia y Tasmania. Este animal desafiaba toda clasificación. Se trataba del ornitorrinco.

¿Por qué es tan diferente un ornitorrinco? Pues bien, tiene pelo como mamífero, hocico y patas membranosas como pato, cola plana como castor, y tiene espolones venenosos como de gallo, en las patas traseras de los machos. Ladra como perro pero pone huevos como pájaro, en vez de dar a luz naturalmente. De hecho, el ornitorrinco es mamífero, pues alimenta a sus crías con leche materna.

El ornitorrinco usa su pico correoso para encontrar cangrejos de río, gusanos y otras criaturitas en el fondo de los arroyos. Los ornitorrincos no tienen dientes, así que mastican su comida con dos placas córneas a cada lado de su mandíbula. Miden 50 centímetros de largo, incluida su cola.

Cuando se abren los huevos, la mamá ornitorrinco usa su cola para sostener cerca a sus crías, pues no tienen pelo. Así los protege y al mismo tiempo, amamanta. Se quedan ocultos en el nido durante varios meses, y si se aproximan los enemigos, el «papá» usa sus espolones para arañarlos y envenenarlos.

Dios creó muchas variedades de cosas para nuestro gozo, algunas muy novedosas. Agradécele hoy porque te creó diferente a todas las demás criaturas. Te hizo a su imagen.


Envía tus saludos a: