Regresar

Animales grandes

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Dios es poderoso e inmensamente sabio, y no desprecia al inocente, Job 36:5.

Probablemente conoces al elefante, al rinoceronte, al hipopótamo, al búfalo cafre y al león. Alguna vez les fue muy bien en la sabana africana, pero esa ya no es su realidad. Salvo por el león, todos esos animales son herbívoros (comen plantas). Su alimento diario consiste en plantas y pastos. A medida que los países de África se desarrollan y aumenta su población, se agrava el conflicto entre la gente que necesita la tierra para vivir y cultivar, y estos grandes animales que necesitan mucho terreno para comer.

Por ejemplo, un elefante adulto come más de 200 kilos de follaje al día. ¡Son 24 toneladas al año! Un elefante necesita 1600 metros cuadrados anuales de pastizal para satisfacer su necesidad. Tan solo en Kenia, la población de elefantes necesita 362.102 kilómetros cuadrados para alimentarse. Los rinocerontes también comen mucho. Si los granjeros llegan a su territorio a plantar huertos, los rinocerontes los derribarán y tal vez atacarán a los humanos.

Luego están los hipopótamos. Necesitan hasta 90 kilos de follaje al día, pero no pueden alejarse mucho del agua, porque si les da insolación, mueren. Si algún hipopótamo entra a la propiedad de un granjero, se da gusto con su huerto. El búfalo cafre también come bastante pasto, casi 22 kilos al día. En resumen, lo que estos cuatro grandes comilones necesitan es espacio con follaje, y los humanos ocupan ese espacio. Hay varias reservas de animales en Kenia pero no pueden albergar a las grandes poblaciones de esos animales. ¿Qué pasará en el futuro?

Por fortuna, sabemos quién tiene el futuro en sus manos. Dios tendrá muchos animales en la tierra nueva y podrán encontrar comida sin problemas. Tampoco serán carnívoros. Pide hoy a Dios que te ayude a satisfacer las necesidades de tu vida. Con gusto te ayudará si se lo pides.


Envía tus saludos a: