Regresar

Marsupiales

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Viene como un pastor que cuida su rebaño; levanta corderos en sus brazos, los lleva junto al pecho y atiende con cuidado a las recién paridas, Isaías 40: 11.

Los animales que tienen una bolsa en sus cuerpos para llevar a sus crías se llaman marsupiales. La mayoría tiene una bolsa, llamada marsupio, pero unas cuantas tienen grandes pliegues de piel que cumplen la misma función. Australia tiene la cantidad más grande y variada de marsupiales. Existen aproximadamente 270 especies en el mundo; el tlacuache es el único original de México.

Los marsupiales nacen cuando están en una etapa muy temprana de su desarrollo. Entonces tienen que entrar sin ayuda a la bolsa de su madre, que es toda una proeza para una criaturita tan pequeña. Por ejemplo, un ratón marsupial bebé tiene el tamaño de un grano de arroz, un koala recién nacido el de un abejorro, y un canguro recién dado a luz mide como tres centímetros. Las patas traseras de estas criaturitas aún no se han desarrollado. Se ubican con el olfato y deben usar el poder de sus patas delanteras para llegar a la bolsa de su madre. El cangurito suele quedarse en la bolsa durante siete meses antes de su destete.

Los marsupiales varían en tamaño, de un ratón de doce centímetros al canguro de dos metros. Los marsupiales que tienen bolsas grandes incluyen a los canguros, los koalas y las zarigüeyas americanas. El mulgara (ratón) australiano tiene pliegues de piel. Los ratones marsupiales latinoamericanos y el numbat hormiguero australiano, no tienen bolsas.

Entre los marsupiales más comunes de Australia tenemos al canguro, al lobo de Tasmania, al tigrillo, al uombat y al topo marsupial. No todos se mueven igual, y sus formas y tamaños difieren. Que sean marsupiales no significa que se parezcan, solamente que tienen un medio de transporte para sus crías en una bolsa o pliegue de piel.

Jesús ama a sus hijos e hijas y los acompaña en sus problemas y tentaciones. Está ansioso de ayudarte en este mundo de pecado.

Agradece hoy a Dios por su cuidado celestial.


Envía tus saludos a: