Regresar

Supergravedad

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Tú, Daniel, guarda estas cosas en secreto y sella el libro hasta el tiempo del fin. Mucha gente andará de acá para allá, buscando aumentar sus conocimientos, Daniel 12: 4.

Albert Einstein tuvo un sueño. Como físico, quería descubrir una sola teoría que explicara la existencia de toda la materia, toda la energía y todas las fuerzas del universo. El día antes de su muerte en 1955, sus cálculos todavía estaban lejos de resolver ese enigma. Tras su muerte, otros físicos comenzaron a estudiar lo mismo que Einstein había iniciado. Formularon una nueva teoría que llaman supergravedad, un conjunto de ecuaciones matemáticas.

Al usar la fórmula, creen que pueden explicar el espacio, el tiempo, la materia y las manifestaciones de la gravedad, y otras fuerzas de la naturaleza. Según los científicos, la supergravedad explica la brecha entre la gravedad, que sostiene al mundo macroscópico, y la física cuántica, que describe al mundo microscópico. Einstein estudió principalmente el electromagnetismo y la gravedad. Esta, como sabes, es la fuerza que te jala hacia la tierra (cuando saltas, vuelves a bajar). Un escritor dijo que Einstein no tuvo éxito en su estudio de la gravedad porque no se mantuvo al día con las investigaciones que otros hacían en el campo de la física.

A los científicos todavía los maravilla la gravedad. Realmente no la entienden por completo. Saben que existe, pero aún hay mucho que aprender de ella. Es difícil experimentar con la gravedad, así que la mayoría de los físicos la ignoran.

Aunque el hombre no puede explicar la gravedad, Dios sí. ¿Podría decirse de nosotros que no entendemos el amor de Dios porque no nos hemos mantenido al día con nuestro estudio de la Biblia? Ora hoy para que, aunque no entiendas la física y la ley de la gravedad, Dios te ayude a aumentar tu conocimiento de su gran amor por ti, y te dé el deseo de leer su Palabra.


Envía tus saludos a: