Regresar

Los cojines para alfileres con patas

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Sobre todo, que su fe sea el escudo que los libre de las flechas encendidas del maligno, Efesios 6: 16.

El puercoespín está equipado con un escudo lleno de púas. Es muy efectivo contra todos los animales, salvo los pumas, los Él linces y las martas. Cuando el puercoespín sufre un ataque, agacha su cabeza y saca sus púas. Pero los pumas, los linces y las martas han aprendido a voltearlos, casi siempre sin lastimarse, y atacan su abdomen expuesto.

Una madre puercoespín generalmente tiene un solo bebé a la vez, aunque en ocasiones tiene dos. Las púas del recién nacido se endurecen y vuelven puntiagudas en cuanto secan. El bebé aprende a caminar casi de inmediato, y pronto sale a buscar comida. Se amamanta durante siete semanas antes de independizarse.

Es muy difícil sacar las púas de los puercoespines cuando han penetrado la piel. Una pequeña lengüeta en la punta continúa penetrando y complica mucho la extracción. Los movimientos naturales de los músculos de las víctimas hacen que las púas se encajen más en su cuerpo; a veces perforan órganos vitales. Algunos desafortunados animales se han clavado las púas en su garganta y, como ya no podían comer, murieron de hambre.

Los puercoespines no buscan pelea. Son principalmente animales nocturnos y dedican casi todo su tiempo a buscar comida, pero otras criaturas los interrumpen. Los puercoespines son buenas mascotas y juegan con los humanos igual que los perros y los gatos. En su caso, los puercoespines son los que inician el juego. Es posible acariciarlos, pero es importante que sea en la dirección de sus púas, no a contrapelo. A los puercoespines mascota les gusta que los acaricien y no liberan sus púas, a menos que los maltraten.

Así como Dios ha dado a todas las criaturas alguna protección contra sus enemigos, también nos ha dado el escudo de la fe. Creer es tener fe. Practica la fe en tu vida y pide a Dios que te ayude.


Envía tus saludos a: