Regresar

Berrendo

Matutina para Android

Play/Pause Stop
El Señor levanta una bandera ya silbidos llama a una nación lejana de lo más lejano de la tierra la hace venir, Isaías 5:26.

El más veloz de todos los mamíferos norteamericanos es el berrendo. Es el único representante de su familia. Los berrendos, que se encuentran desde Canadá hasta el norte de México, casi se extinguieron hace años. Hoy han comenzado a recuperarse porque están en la lista de especies protegidas, aunque algunos estados han legalizado su caza.

Los cuernos del berrendo son curvos y dirigidos hacia atrás. Estos cuernos ramificados consisten de núcleos óseos permanentes con una hoja que se cae cada año. Los cuernos de las hembras son más pequeños. Los machos pesan entre 45 y 60 kilos, y las hembras, 35 a 45. Ambos tienen un color pardo pálido con una mancha blanca en la región caudal, y dos bandas blancas en la garganta. Tienen muy buena vista y sentido del olfato, y su dieta consiste de artemisia, pasto y otras plantas que varían de región en región.

El pelo del cuerpo del berrendo es hueco y sirve como aislante. Es útil, ya que habitan en regiones donde la temperatura puede variar de 38 grados a –10 grados. El pelo se vuelve más grueso a medida que el clima se vuelve más fresco, y más delgado cuando se vuelve más caluroso. Los berrendos tienen músculos unidos al pelo, para que puedan levantarlo o bajarlo, según la temperatura. Cuando tienen miedo, levantan el pelo de su mancha blanca, visible hasta a tres kilómetros de distancia, que previene a los demás berrendos del peligro. Dios dio gran velocidad a estas criaturas. Pueden correr hasta a 88 kilómetros por hora.

Dios también permite que su mensaje de amor llegue con gran velocidad a quienes desean aceptarlo en este mundo. Se acerca el día en que su mensaje de amor y esperanza se propagará con gran rapidez. Pídele hoy que te ayude a llevar este mensaje de amor y esperanza a otras personas.


Envía tus saludos a: