Regresar

El coyote «solitario»

Matutina para Android

Play/Pause Stop
El cielo y la tierra son tuyos; tú formaste el mundo y todo lo que hay en él, Salmos 89: 11.

El coyote es un animal muy listo, pero lo han malentendido y dado fama de asesino. A veces mata ovejas y terneras errantes, el pero según los expertos en vida salvaje, el coyote no mata por diversión. Explican que los coyotes son probablemente más útiles que dañinos, pero los rancheros y los criadores de ovejas no están de acuerdo.

Los coyotes comen muchos animales pequeños, como topos, ratas y conejos. Los coyotes son criaturas muy sociables y familiares. No son los solitarios que mucha gente cree. A veces andan solos cuando cazan su comida, pero no son solitarios. Varias hembras se ayudan entre sí cuando cuidan una camada de cachorritos, y a veces, un par de hembras comparten madriguera con sus cachorros. Además, otros coyotes ayudan a cuidar y defender a esos cachorros. Son muy solícitos ante las demás familias.

Con frecuencia salía de noche en nuestro campamento juvenil cuando vivía en Kansas. Ahí escuchaba a los coyotes aullar; sonaban como si hubieran tenido nuestro rastro y quisieran atacarnos pronto. Me gustaba escucharlos ladrar y aullar de noche, pero me alegraba que nunca se acercaran.

Dios creó al coyote y te creó a ti, pero con diferentes propósitos. Dios te ama porque te hizo a su imagen; te pareces a él. Jesús murió por ti, y esa es razón suficiente para que sienta una cercanía con él. Dios no quiere que seas solitario (a). Quiere que seas parte de su familia. Me alegra mucho ser miembro de la familia de Dios. ¿A ti?

Dale gracias hoy porque quiere que seas parte de su familia y no andes en soledad. Puedes ser parte de su familia al aceptarlo como tu Padre celestial, hoy.


Envía tus saludos a: