Regresar

Comadrejas y visones

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Para esto los llamó Dios, ya que Cristo sufrió por ustedes, dándoles un ejemplo para que sigan sus pasos, Cristo no cometió ningún pecado ni engañó jamás a nadie, 1 S. Pedro 2: 21, 22.

Las dos criaturas a considerar hoy no son de las que habla nuestro versículo. Son dos ejemplos de cómo no deben actuar los cristianos. Por eso elegí hablar de ellas hoy.

Un naturalista dijo que la comadreja es símbolo de la masacre, el animal más sangriento de todos. Con una valentía sin límites, las comadrejas comienzan a atacar animales del doble de su tamaño. De hecho, parece que les gusta pelear.

La mayoría de las comadrejas son marrones en primavera y verano, y blancas en invierno. Sus pieles se usan para las túnicas reales de reyes, reinas y jueces. Más de 50 000 pieles se han usado para elaborar túnicas británicas de coronación.

Para una mujer, un abrigo de visón es el pináculo del lujo. Por fortuna, la disposición del visón no afecta su piel. Los visones tienen la misma disposición en general que las comadrejas, pero se pasa por alto porque su piel es tan valiosa como material de abrigos y otros usos. Se necesitan de 65 a 100 pieles para fabricar un abrigo.

En estado salvaje, los visones suelen vivir en los bancos de río en agujeros de rata almizclera, troncos huecos, cavidades en raíces o viejos tocones. Se alimentan de animales pequeños o criaturas acuáticas. Un visón recién nacido pesa solamente cinco gramos, pero crece hasta casi alcanzar un kilo.

Jesús no andaba por ahí en busca de problemas. Buscaba gente a la que pudiera ayudar. Es nuestro ejemplo y nos recomienda este estilo de vida. Qué diferente sería este mundo si todos estuviéramos dispuestos a ayudar a los demás, en vez de pensar solamente en nuestra comodidad. Dile a Jesús que quieres seguirlo y a su ejemplo hoy.


Envía tus saludos a: