Regresar

Barcos del desierto

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Así que no se preocupen, preguntándose: «¿Qué vamos a comer?» o «¿Qué vamos a beber?», S. Mateo 6: 31.

Existen dos tipos de camellos, algunas de las criaturas más versátiles que viven en esta tierra. Son el dromedario y el bactriano. Hoy hablaremos del dromedario.

Los dromedarios ofrecen alimento, refugio, transporte, ropa y ganancia financiera a sus dueños. La leche de las hembras es supernutritiva. Se dice que contiene todos los nutrientes que una persona necesita. He escuchado que si los viajeros que van por los secos y calurosos desiertos se quedan sin agua o comida, y llegan a un campamento beduino, tienen permitido ordeñara un camello para alimentarse. Como preparativo para una emergencia como esa, llevan un pequeño tazón envuelto con tela sobre sus cabezas, para sostener la leche de camello, que les da energía y satisface su sed.

Los camellos pueden pasar muchos días sin beber agua. La obtienen de las plantas que comen, pero contrario a lo que dice la leyenda, no almacenan agua en sus jorobas. Tienen un sentido del olfato tan agudo que si el viento sopla en la dirección correcta, pueden oler agua a kilómetro y medio de distancia.

Durante años, la mejor manera de viajar por el desierto era en camello. Los camellos llevaban casi todos los cargamentos, así que se ganaron el sobrenombre de barcos del desierto. El dromedario cumple con el trabajo que su dueño le exige, y no parece preocuparse por el origen del agua que bebe. Los camellos dependen de los cuidados de sus dueños. Ellos no descuidan a sus camellos, porque dependen de sus servicios.

Dios nos ha dicho que no nos preocupemos por nuestras necesidades en el futuro. Será más fiel para cuidarnos que los dueños de camelos a sus animales. Pertenecemos a Dios no solamente porque nos creó, sino porque somos parte de su familia. Nunca nos descuidará. Te invito a no preocuparte por tu futuro, sino que pidas a Dios que se encargue de tus necesidades. Así lo ha prometido y cumplirá su promesa.


Envía tus saludos a: