Regresar

Girasol

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Yo haré que ellos sean tantos como el polvo de la tierra. Así como no es posible contar los granitos de polvo, tampoco será posible contar tus descendientes, Génesis 13: 16.

Cuando era niño e iba en bicicleta a la escuela, solía detenerme en una pequeña tienda y comprar bolsitas de semillas de girasol. Me o gustaba abrirlas con los dientes, escupir la cáscara y comer el interior. Hoy puedes comprar estas semillas ya peladas y saladas.

Los girasoles son interesantes. Al estado de Kansas en Estados Unidos lo llaman el Estado del Girasol porque es su flor representativa. Muchos girasoles crecen por la región central de Estados Unidos. Los antiguos indígenas descubrieron que al hervir las semillas podían obtener aceite y usarlo luego para cocinar. Este proceso todavía se usa hoy. El aceite de girasol se usa para cocinar y como aderezo. Se usa para elaborar margarina, otros alimentos y hasta pintura.

La planta del girasol puede alcanzar cuatro metros y medio de altura. Una estación de radio patrocina un concurso de cultivo de girasol cada año, para averiguar quién puede cultivar la planta más alta, y provee semillas a quien las solicite. Hasta ahora, el récord del girasol más alto es de casi seis metros. Aunque algunas plantas de girasol tienen muchos tallos y se cubren de florecitas, la planta del girasol gigante produce una cabeza enorme, de 30 a 38 centímetros de anchura. La cabeza está llena de semillas bien compactas que con frecuencia se juntan, se usan para extraer aceite, se trituran para alimentar al ganado, y se procesan para consumo humano. Son muy nutritivas. A los jilgueros y otros pájaros también les gustan.

Los rusos afirman que han desarrollado el primer procesamiento comercial de semillas de girasol para aceite, y mediante sus investigaciones han aumentado 45% la producción del contenido de aceite. Las abejas son las polinizadoras principales de las plantas de girasol.

Dios dijo a Abraham que sus descendientes serían tan numerosos como el polvo de la tierra. Las semillas de girasol también son abundantes y casi imposibles de contar. Dios hizo una promesa a Abraham y la cumplió. Las promesas de Dios aún son válidas hoy. Cumple sus promesas, así que reclama una hoy y pide a Dios que la cumpla en tu vida.


Envía tus saludos a: