Regresar

Piedras equilibradas

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Jesús les dijo: «¿Ven ustedes todo esto? Pues les aseguro que aquí no va a quedar ni una piedra sobre otra. Todo será destruido», S. Mateo 24: 2.

Las piedras naturalmente equilibradas se han encontrado en muchos lugares del mundo. Ha sido una maravilla para millones de personas cómo estas piedras quedaron en sus posiciones y por qué no caen. Los geólogos explican que en la mayoría de los casos, a la piedra inferior la han desgastado glaciares, viento o el agua corriente; así queda una piedra más dura por encima.

En el país de Zimbabue del continente africano, justo al sur de la capital Harare, está un par de rocas equilibradas llamadas Rocas de Epworth. Según la historia, estas dos piedras se han equilibrado ahí desde hace siglos, y son de las más antiguas y primeras de las piedras equilibradas encontradas. Parece que estas rocas serían fáciles de derribar. Sin embargo, muchos turistas y otras personas, al visitar esas piedras, han tratado de empujarlas para derribarlas, en vano. Parece que tienen un equilibrio perfecto y nadie ha podido moverlas de su sitio.

Hay piedras equilibradas famosas en Inglaterra (las de Dartmoor), Australia (de Yellowdine), Argentina (de Tandil) y Estados Unidos (muchas, incluidas las Rocas Rojas y el Jardín de los Dioses, el Valle de los Monumentos, etcétera).

Cuando la gente admira estas rocas, se maravilla. «¿Cómo es posible?», se pregunta. Por supuesto, nosotros creemos lo que la Biblia enseña del diluvio, así que entendemos cómo esas rocas terminaron ahí en primer lugar. Con toda su destrucción, el diluvio nos dejó algunas maravillas para que las disfrutemos y contemplemos. ¡Dios es poderoso y fuerte!

Cuando Jesús hablaba con sus discípulos del hermoso Templo de Jerusalén, les advirtió de la gran tribulación que vendría, cuando ni una sola piedra del Templo quedaría en su lugar sobre otra. Él relacionó ese momento con el fin del mundo y su Segunda Venida. Espero que estés pendiente del retorno de Jesús, y que le pidas que te ayude a prepararte para que puedas estar en su familia celestial por la eternidad.


Envía tus saludos a: