Regresar

Sumideros australianos

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Israel vivirá de nuevo bajo mi protección; entonces crecerán como el trigo, florecerán como la vid, Oseas 14: 7.

Al Sureste de Australia hay cavernas subterráneas llamadas Sumideros. No es un nombre muy elegante pero en esencia, eso son. El abismo Picaninnie, una enorme caverna llena de agua, desciende casi 60 metros. Este abismo se encuentra en el sumidero más grande, llamado Estanque Picaninnie. El agua es muy clara y presenta a los buzos una hermosa imagen del mundo subterráneo. Una buza dijo que nadar en esa agua la hizo sentir que flotaba en el espacio. Era como volar.

La roca es totalmente caliza. Hay quien sugiere que si cortaras un trozo de esa piedra como si cortaras una rebanada de pastel, parecería queso suizo. Hay aproximadamente 20 000 sumideros en esa región de Australia, aunque muchos están secos.

Como muchos buzos han perdido sus vidas en esos sumideros, ahora todos necesitan obtener permisos y usar equipo especial. Algunos de los buzos más experimentados, que de hecho descubrieron muchos sumideros, ahora tienen prohibido sumergirse debido a las nuevas reglas.

En los sumideros llamados Estanques Ewens se encuentran plantas verdes encantadoras. Reciben agua mediante manantiales al fondo, a una tasa de 36 000 galones por minuto, lo cual crea una gran corriente. Sin embargo, las plantas no se ven afectadas. En esos estanques abundan berros y otras plantas comestibles. Se podría preparar una ensalada gigantesca con todos los vegetales verdes que crecen ahí. El rápido movimiento del agua previene el estancamiento, y la cantidad de plantas que crecen en el fondo evita que el cieno ensucie el agua.

De Australia nos llega la lección de que cuando nos preparamos debidamente, y bajo la sombra de reglamentos y manuales, la vida es más segura. Lo mismo sucede bajo las instrucciones y el cuidado de Jesús. Agradécele hoy por su manual (la Biblia), que nos ha dado para que estemos a salvo y vivamos eternamente.


Envía tus saludos a: