Regresar

Seda

Matutina para Android

Play/Pause Stop
Te puse un vestido de bellos colores y sandalias de cuero fino; te di un cinturón de lino y un vestido de finos tejidos, Ezequiel 16: 10.

La gente ha fabricado ropa de seda y otros productos durante miles de años. No sé cómo el hombre descubrió el proceso. Desde hace siglos, los chinos han usado gusanos de seda para producir seda, que luego procesan para hacer vestimentas y tapices hermosos. Los chinos no son los únicos líderes actuales del mercado de la seda. Japón, India, Rusia, Corea del Sur, Italia, España y Francia también participan del negocio de ropa de seda. China es el país productor principal de fibra de seda blanca. India produce seda dorada.

La seda es resultado de una oruga, no un gusano. La oruga del gusano de seda arroja una mezcla suave y lustrosa que endurece al exponerse al aire. Cada oruga de gusano de seda tiene dos glándulas de siete centímetros que producen esta seda líquida. Al pasar por la sección media rosada de la glándula, se recubre de una sustancia pegajosa que da cohesión al capullo. Cuando estas fibras entran en contacto con el aire, endurecen, y la oruga se envuelve hasta que tiene un capullo fino y bien tejido. Estas fibras de seda pueden medir entre 609 y 914 metros de largo. Se cosechan los capullos, se mojan con agua caliente y se desenredan las hebras. Cinco o seis hebras se usan como hilo.

Los capullos usados para la seda se colocan en una habitación a altas temperaturas, que matan a las orugas, evitando que coman sus capullos para salir de ellos al volverse polillas. Cuando una pupa se vuelve polilla, emite un líquido que suaviza el capullo, facilitando su salida. Pero eso destruye parcialmente las fibras de seda. Naturalmente, algunos capullos tienen permitido madurar, y las polillas adultas salen para reproducirse en más orugas.

Da gracias a Dios porque ha provisto lo que necesitas al hacer criaturas como el gusano de seda, y porque puedes disfrutar y beneficiarte de su creación.


Envía tus saludos a: